Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

FARIDA BENLYAZID DIRECTORA DE CINE "El cine en Marruecos se mueve aún a cámara lenta"

Mitad española y mitad marroquí, Farida Benlyazid (Tánger, 1948) es una de las más destacadas guionistas y realizadoras de cine en Marruecos. Su segundo largometraje, Keïd Ensa (Astucia de mujer), está basado en un cuento andaluz que Federico García Lorca llevó en su día al teatro. Según la directora, la película, presentada en la Muestra Cinematográfica del Atlántico de Cádiz, es una reivindicación de la dignidad femenina "que no consiste en escapar del sistema, sino de vivir dentro de él con normalidad". Pregunta. ¿Al cine, le quedan cosas importantes por decir?

Respuesta. Mucho cine no hay, por eso queda casi todo por decir. Pero también tiene de bueno que no es un cine estatal. Un crítico de cine dijo que el cine marroquí estaba invertebrado, cada uno va a su rollo, no hay una escuela hegemónica.

P. ¿El público defiende la producción nacional?

R. Sí, está gustando el cine marroquí en los últimos años. La cónsul inglesa en Tánger me dijo el otro día: "Pero bueno, está ganando a Titanic". Y yo le contesté: "Justicia es. Para algo se trata de mi país". A la gente le gusta que les cuenten sus historias, desde dentro. Yo quiero recuperar la memoria del país, con humor.

P. ¿Qué cine va a hacerse en Marruecos después de Hassan II?

R. Ya en el fin de su reinado había una apertura: basta con seguir esa línea. Pero es cierto que es más fácil ir contra la censura que contra la autocensura, es más fácil atacar a los otros que a ti mismo.

P. ¿El chador es historia para la mujer marroquí?

R. No hay una única mujer marroquí. Las hay que quieren ser modernas y, también, sigues encontrando mujeres más arraigadas al islam, otras que usan el chador porque atraviesan una crisis espiritual, otras porque les obligan y otras porque les resulta más cómodo que ir a la peluquería. Pero el hábito no hace al monje, ¿no?

P. ¿Hay en Marruecos mejores condiciones que en otras partes del Magreb para la modernización?

R. Tal vez haya sido Túnez el sitio más propicio. Lo importante es que en Marruecos, aunque la ley no ha cambiado, el comportamiento sí.

P. ¿A pesar de quienes insisten en una lectura estricta del Corán?

R. Sí, pero no dicen que es precisamente el Profeta el que libera a la mujer. Cuando en Europa la mujer no tenía derechos, en el Islam hereda la mitad del patrimonio del marido. Hay muchas ideas equivocadas.

P. ¿La poligamia es minoritaria en Marruecos?

R. En el Corán está permitida "con la condición de ser justo". Si temes ser injusto, te obligan a tener sólo una. No es un fenómeno muy corriente, pero sigue habiendo polígamos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de noviembre de 1999