Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Real elige a Clemente para que diseñe y dirija un proyecto de futuro

Javier Clemente es el entrenador elegido por la Real Sociedad para sustituir a Bernd Krauss. El ex seleccionador nacional, acompañado por su representante Miguel Santos, se reunió ayer por la tarde con los dirigentes del club donostiarra para acordar las condiciones del contrato, que en cualquier caso excederá a la presente temporada. Clemente podría debutar con la Real precisamente ante el Betis, su último equipo.

A las siete de la tarde de ayer, Javier Clemente esperaba noticias de su representante sobre las negociaciones de su contrato como nuevo entrenador de la Real Sociedad, según manifestó a EL PAÍS. Tres cuartos de hora después abandonaba la sede realista en Anoeta por una puerta lateral, en compañía de Miguel Santos. La sucesión de Krauss -que se despedirá hoy en conferencia de prensa- parecía asegurada, salvo un vuelco espectacular y poco probable de las negociaciones.Más allá de las negociaciones económicas, tanto Clemente como el presidente Luis Uranga pretendían un proyecto que excediera la sustitución coyuntural de Bernd Krauss. La Real quería anticipar su nuevo proyecto con un entrenador de futuro, habida cuenta de que la destitución de Krauss se ha producido de forma temprana, con casi toda la Liga por delante.Uranga no había querido adelantar, por la mañana, en conferencia de prensa, el nombre de entrenador elegido. Tan sólo anunció que Roberto López Ufarte se haría cargo del equipo hasta la llegada del nuevo técnico. Tras subrayar que el nuevo entrenador no sería un hombre de la casa, aclaró que su fichaje en ningún caso sería temporal y su contrato superaría al próximo 30 de junio, porque el club guipuzcoano "tiene visión de futuro". Para entonces Uranga ya había avanzado las negociaciones con Javier Clemente, un nombre que venía sonando con mayor fuerza a medida que Krauss perdía crédito sobre su continuidad.

A favor de Clemente jugaba su capacidad para resucitar colectivos deprimidos y resolver situaciones coyunturales. Además, en el seno realista se confiaba en su aptitud para dinamizar un proyecto de cantera, uno de los conflictos que se han enquistado en el entorno social de la Real, en función del rendimiento de los extranjeros (ahora muy discutidos).

En su contra, jugaba su origen. Clemente es socio del Athletic y sus encontronazos con la Real (o su entorno) son abundantes y sonados. El propio Uranga se ha visto en la tesitura de salir al paso personalmente de algunas polémicas, lo que condicionaba notablemente una decisión en su favor. Sin embargo, Clemente ha ido reconducienso su imagen en San Sebastián, al amparo de su amistad con Larrea, presidente de la federación guipuzcoana y miembro del Consejo de Administración. Las urgencias han podido con la historia. Antes, Uranga había despedido a Krauss, "un entrenador capaz".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de octubre de 1999

Más información

  • El club destaca sus aptitudes por encima de su condición de socio del Athletic