Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Real destituye a Bernd Krauss

López Ufarte, sucesor provisional del técnico

El Consejo de Administración de la Real Sociedad decidió ayer destituir al técnico Bernd Krauss, el primero de Primera que pierde el cargo en la presente temporada. Los malos resultados del equipo (17º clasificado, con 2 partidos ganados, tres empatados y cuatro perdidos), el conflicto social derivado de su actitud respecto a medios de comunicación y aficionados y un cierto desgaste en el vestuario han conducido a su destitución fulminante. La Real Sociedad ha aplazado la comunicación de su sustituto en el banquillo a días posteriores, pero se apuntan los nombres de Javier Clemente o Radomir Antic como los mejor colocados en las quinielas.La alarma en la Real sonó a media tarde de ayer cuando el responsable de comunicación del club, Andoni Iraola, anunciaba a los medios de comunicación la suspensión de la habitual conferencia de prensa que Bernd Krauss ofrece para analizar con más sosiego la jornada disputada. La razón oficial fue que el tema de Krauss estaba sobre la mesa del Consejo ordinario de Administración que la Real celebra todos los finales de mes.

La sospecha se engrandeció al comprobar que ni era habitual dicha reunión en lunes, ni el consejo se había reunido en las oficinas del club. Desde ese momento la suerte de Krauss estaba echada y los nombres de posibles sustitutos acapararon el ambiente.

Javier Clemente y Radomir Antic parecían los mejor colocados para asumir el reflotamiento de un equipo bastante hundido, tanto anímica como futbolísticamente. Incluso algunas fuentes sacaban el nombre de Periko Alonso. La rumorología concluirá probablemente hoy en la conferencia de prensa que ha anunciado el presidente de la Real Sociedad para explicar los motivos de la destitución y quizás anunciar el nombre del nuevo entrenador. De momento, se aplica la línea sucesoria natural y Roberto López Ufarte se hará cargo, de forma coyuntural, del equipo.

Krauss dotó a la Real Sociedad de un estilo propio, reconocible y bien asumido por la plantilla. Quizá su máximo error se tradujo en la contratación de extranjeros. Kühbauer -su primer banderín- ha resultado un fiasco. Cvitanovic no sólo fue un fracaso sino que se ha convertido en un problema. Bonilla necesita el tiempo que Krauss no tenía a su disposición. Krauss ha fallado en una fibra sensible. La derrota ante el Racing le dejó en cueros.El resto fue una resistencia numantina que afectó incluso a sus principios.

Bernd Krauss llegó en la temporada 97-98 y colocó a la Real en un sorprendente tercer puesto, que devolvía al equipo a Europa. Sin embargo, los seis encuentros que dirigió en Europa con la Real la temporada pasada no lograron confirmar con resultados la buena imagen de los donostiarras, que acabaron la Liga en un mediocre décimo lugar y acabaron perdiendo a Kovacevic. Una pérdida de peso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de octubre de 1999