Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El viento en la cara

Uno de esos descapotables que justifica por sí sólo la visita a un salón del automóvil. El Honda S2000 hace justicia a la tradición deportiva de la fábrica creada por Soichiro Honda en Tokyo. La marca celebra su 50º aniversario con un homenaje a la potencia. Su motor, creado a partir de las experiencias en las competiciones de Formula 1, desarrolla 240 caballos de potencia, con sólo 2 litros de cilindrada, que le permite subir hasta las 9.000 revoluciones. La capota se integra con facilidad en la carrocería, aunque según las pruebas deja pasar mucho ruido a altas velocidades. El confort y la habitabilidad sólo cubren los mínimos exigibles para un coche de 6,5 millones. Eso sí, el cuadro de mandos apasionará a los conductores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de octubre de 1999