Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Antena 3 considera un "imprevisto" la falta de audiencia de un espacio

La falta de audiencia de un programa es razón suficiente para cambiarlo. Así lo considera Antena 3, que notificó un segundo movimiento en la parrilla de la serie Condenadas a entenderse el día antes de su emisión, prevista el martes pasado. Esta serie, protagonizada por Angels Gonyalons y Anabel Alonso, pasa a la madrugada del domingo al lunes "por no contar con el respaldo del público": tuvo en su tercer episodio un 10% de cuota de pantalla. Un "imprevisto" por el que la cadena reajusta su parrilla con la finalidad de proteger sus intereses, al interpretar que eso no vulnera la norma sobre contraprogramación.

Condenadas a entenderse, dirigida por Azucena Rodríguez, ha bailado por segunda vez en la parrilla a pesar del reciente decreto que desarrolla la Ley de Televisión sin Fronteras, que pretende frenar la contraprogramación de las cadenas exigiéndoles publicar sus espacios con 11 días de adelanto, modificables sólo en caso de imprevistos. Antena 3, que sustituyó en sus previsiones Condenadas... por una película, reconoce "la gran calidad de la realización, el guión y el trabajo de los actores", pero aún así decidió "retirar la serie del horario estelar". Portavoces de Antena 3 insistieron ayer en que esto no vulnera la normativa. Aducen que "la falta de audiencia le crea un grave problema a una cadena comercial", y que lograr una cuota del 10% cuando se espera un 20% ("o como mínimo un 15%") es "un imprevisto". El pasado 1 de octubre, día de entrada en vigor del decreto en cuestión, Antena 3 reajustaba ya su franja de máxima audiencia cambiando del domingo al martes Condenadas a entenderse. Esta serie de nueve capítulos, producida por Star Line (responsable para TVE de A las once en casa y Vértigo), fue estrenada el 19 de septiembre. La baja cuota de pantalla de los dos primeros episodios (16,9% y 14,2%) hizo que la cadena moviera ficha hacia la noche del martes, a sabiendas de que iba a competir en Tele 5 con Médico de familia. "Es una apuesta valiente", dijeron entonces los portavoces de Antena 3, pero el resultado fue: Médico, 41,8% (7.108.000 espectadores) y Condenadas, 10%. (1.709.000).

Cunde entre algunas productoras consultadas la sensación de que la nueva norma deja resquicios como para que las cadenas sigan matando programas que no dan en la diana del público. En la víspera de la entrada en vigor del decreto mencionado, el consejero delegado de Antena 3, Juan José Nieto, ya consideró "una barbaridad" la obligación de hacer pública la programación televisiva con 11 días de antelación y reclamó "flexibilidad" para alterar la rejilla cuando un programa no funciona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de octubre de 1999

Más información

  • La cadena cambia una serie pese al decreto sobre contraprogramación