Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL PROCESO DE PAZ

Ibarretxe "profundizará" en los acuerdos con EH, pero le exige que no dé "cobertura" a la violencia

El presidente del Gobierno vasco, Juan José Ibarretxe, declaró ayer que, lejos de romper su acuerdo con EH, la marcha electoral de Herri Batasuna, va a profundizar en los compromisos que mantiene con esta formación, que sostienen a su Ejecutivo en minoría. En pleno rebrote de la violencia callejera y a menos de 24 horas para reunirse hoy en La Moncloa con José María Aznar, el lehendakari denunció que las fuerzas de la izquierda abertzale son "el paraguas político que a modo de barrera invisible dan cobertura a la violencia política", pese a lo cual rechazó dar marcha atrás y apostó por "profundizar y avanzar en lo acordado" con EH.

El presidente del Gobierno vasco zanjó de esta manera las reiteradas demandas del resto de los dirigentes políticos no nacionalistas para que ponga fin a su relación con Euskal Herritarrok (EH), sobre todo después de la cadena de ataques contra cargos públicos y periodistas de los últimos días. Y lo hizo durante el discurso de apertura del curso en la Universidad de Deusto, en Bilbao, donde también fue homenajeado el presidente de su partido, el PNV, Xabier Arzalluz, jubilado ya de su actividad docente. Ibarretxe no se desmarcó del compromiso de los peneuvistas con EH, y, consciente de que estas siglas son las que le proporcionan estabilidad parlamentaria a su Gobierno en minoría, se limitó a pedir una reflexión a sus socios para que dejen de dar cobertura a la violencia, aunque asegurándoles la continuidad de la colaboración política.El lehendakari puntualizó que los incidentes que se están produciendo en los últimos días muestran cómo "una parte de ese mundo, con sus actuaciones, va en contra del proceso de paz", y destacó que dichas acciones también van "en contra del acuerdo que los partidos políticos y organizaciones sociales firmaron en Lizarra", al igual que en contra del acuerdo de Gobierno entre PNV, EA y Euskal Herritarrok.

Ayudar al mundo radical

El lehendakari recordó en el paraninfo de la Universidad de los jesuitas que la colaboración con el mundo radical es un objetivo político de su Gobierno porque así lo establece el pacto firmado con EH, la marca electoral de Herri Batasuna. "Pero sin romper las relaciones con el PP y el PSE", advirtió. Más duro se había mostrado el pasado martes el portavoz del Gobierno vasco, Josu Jon Imaz, quien calificó los últimos atentados de "injustificables" e "inadmisibles". Tras el Consejo de Gobierno, Imaz hizo un llamamiento a EH para que esta formación cumpla "escrupulosamente" el acuerdo de legislatura que contiene "una apuesta clara" por las vías democráticas.

Para el portavoz peneuvista, Joseba Egibar, "un grupo" dentro de EH / HB está actuando al margen de los acuerdos políticos firmados. "Hay un grupo o grupos dentro de la denominada izquierda abertzale que o bien no están satisfechos con el proceso o no lo ven caminar en la dirección correcta o con la velocidad debida y están actuando fuera de lo que pueden ser códigos estrictamente políticos y democráticos", dijo. En su opinión, la manera de acabar con el "conflicto vasco" pasa por cambiar la actual relación "de subordinación de Euskadi por otra "de igual a igual" con el Estado.

En declaraciones a TVE, Egibar explicó que ese cambio de marco jurídico y político habría que realizarlo de manera consensuada. Para el portavoz del PNV, las cuestiones fundamentales que hay que abordar y sobre las que hay que hablar son la soberanía política, el sujeto de decisión, es decir, quién decide el futuro del País Vasco, y la territorialidad, aspectos que en la Declaración de Lizarra son destacados como el núcleo del debate político que debe conducir a la paz.

En este escenario, el parlamentario navarro de EH y miembro de la Mesa Nacional de HB Pernando Barrena hacía público ayer un comunicado en el que, sin condenar los últimos atentados, asegura que éstos le han producido una "profunda tristeza y desazón". En la nota Barrena dice que "los últimos sucesos de Noain [ataque a un edil de UPN] y contra la corresponsalía de EL PAÍS [en Navarra] evidencian que pese al clima de esperanza que el proceso democrático ha abierto en nuestro país, las consecuencias del conflicto político todavía perduran". Por ello pide, en la misma línea que Egibar, la búsqueda de un escenario "de democracia sin límites que permita sentar las bases para una ausencia permanente de todo tipo de expresión violenta".

Reunión con Aznar

Egibar describió gráficamente el objetivo final: "Tenemos la sensación de tener una autonomía otorgada, que siempre el Estado podrá admitir o no admitir en función de su interés. Entonces, pasemos a otra relación de igual a igual, respetándonos y, como buenos vecinos, ordenando las cosas como hay que ordenarlas y pactándolas".

El lehendakari se reunirá hoy en Madrid con el presidente del Gobierno central, José María Aznar, por tercera vez este año. Ibarretxe quiere convencer a Aznar de la necesidad de que el PP y EH se sienten en un mismo foro, y espera arrancarle el compromiso de que retirará los recursos contra el Concierto Económico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de septiembre de 1999

Más información

  • Un dirigente de HB reconoce que los ataques les han causado "desazón y profunda tristeza"