Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bienestar Social prepara actos para más de 200.000 jubilados un mes antes de las elecciones

El Gobierno catalán prepara, a través del Departamento de Bienestar Social, una serie de actividades en las que tiene prevista la participación de más de 200.000 jubilados. Estos actos culminarán el 30 de septiembre, el día antes de que comience oficialmente la campaña electoral, en un gran festival en el Palau Sant Jordi al que asistirán 16.500 personas llevadas en autocar desde los hogares de jubilados de toda Cataluña. Los socialistas denunciaron ayer estos preparativos como un atentado contra la limpieza de las elecciones y exigieron al presidente Jordi Pujol que ordene su paralización.

El primer secretario del PSC, Narcís Serra, advirtió a Pujol que tiene la responsabilidad de garantizar que las elecciones autonómicas del 17 de octubre sean limpias. Y para que puedan serlo, le exigió que ponga fin a lo que denunció como tres ejemplos de uso partidista del dinero de todos, que, en última instancia, depende de él. El primero es la continuación de las campañas publicitarias lanzadas hace dos meses por el Gobierno catalán bajo el lema Cataluña crece con unos contenidos que coinciden plenamente con el discurso electoral de CiU. El segundo son las concentraciones masivas de jubilados que ha preparado el consejero de Bienestar Social, Antoni Comas. Este consejero ha organizado un Primer Salón de la Gente Mayor de Cataluña que se celebrará entre el 8 y el 12 de septiembre en Barcelona. El proyecto prevé que acudan 200.000 personas a las diversas actividades programadas. También prepara una concentración de 2.000 mujeres el 16 de septiembre en el Auditori, una concentración de 1.500 personas en Montserrat el 18 de septiembre y el citado festival del 30 de septiembre. En todos estos actos está prevista la intervención de responsables políticos, con sus correspondientes discursos. Él tercer es "uso abusivo del dinero público" que Serra denunció ayer es la utilización partidista de la radiotelevisión pública catalana, en beneficio de CiU y, en particular, de Jordi Pujol. La televisión autonómica catalana, TV-3, dedicó en el mes de agosto 15 veces más tiempo a Pujol que a Pasqual Maragall, el principal aspirante a la presidencia de la Generalitat, según un estudio encargado por el PSC. Este estudio coincide con otro encargado por Iniciativa-Verds en julio. Como entonces, Maragall es el dirigente político catalán que menos aparece en TV-3. Serra sostuvo que existe una "actitud deliberada de ocultación de Maragall" y anunció que su partido exigirá una reunión inmediata del Consejo de Administración de la radiotelevisión pública catalana para que en ella se adopten medidas que aseguren la neutralidad de TV-3 durante el periodo electoral en que ha entrado Cataluña. Los socialistas atribuyen el hecho de que Pujol haya convocado las elecciones con el mínimo tiempo legal posible al nerviosismo que le provoca "saber que pierde votos cada semana que pasa". Serra explicó ayer que los dos últimos sondeos electorales encargados por su partido continúan marcando una tendencia al alza de Maragall y una baja de CiU. Y, aunque el PSC se niega a mostrar estos sondeos, aseguró que el último da a Maragall como ganador. El nerviosismo es lo único que explica la decisión "grotesca", dijo, de ocultar al presidente del Parlament la disolución de la Cámara hasta el último minuto por el temor de que se lo explicara al presidente de Andalucía, Manuel Chaves.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de agosto de 1999

Más información

  • Serra exige a Pujol que garantice unas elecciones limpias y denuncia que TV-3 oculta a Maragall