Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

DEL BOLSILLO VACÍO A UNA FORTUNA EN SUIZA

Valeri Serguéyev, de 62 años, se suele emborrachar con sus amigos apenas cobra su raquítica pensión de poco más de 2.000 pesetas mensuales en la remota población rusa de Kudimkar. En ese estado se encontraba cuando le llamó ayer un periodista de la agencia Reuter para preguntarle cómo le sentaba ser el heredero de una fortuna de más de 550 millones de pesetas. Afrikan Yermakov, director de la residencia en la que vive Valeri, pronosticó que la fiesta, como de costumbre, duraría aproximadamente una semana. Komsomolskaya Pravda, el más popular de los periódicos rusos, ha destapado una historia que demuestra que todavía es posible en este mundo pasar del cero al infinito, aunque la burocracia puede demorar la concreción del milagro. Resulta que un abuelo de Valeri, que se hizo multimillonario cuando se quedó en Europa occidental después de servir en el Ejército Rojo durante la Segunda Guerra Mundial, le dejó, cuando murió, en los años sesenta, todo ese montón de dinero, depositado en cuentas bancarias de Suiza. Y allí siguen, a la espera de que Valeri consiga finalmente un pasaporte, lo que aún puede tardar varios meses. Entretanto, confiesa que está tan sin blanca que ni siquiera puede comprar tabaco, y toda su ambición es adquirir un apartamento de dos habitaciones. Mejor en la planta baja, para no tener que subir escaleras con una sola pierna. La otra la perdió, por congelación, cuando trabajaba de albañil en Kazajistán.- ,

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de julio de 1999