Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Salgado desembarca en el Bernabéu

Míchel Salgado se presentó ayer en el Bernabéu. Después de un mes de anunciarse su llegada porcedente del Celta, pagado su traspaso de 2.000 millones de pesetas, relució con el brillo de quienes se saben esperados. Conoce que, por delante de Balic, Helguera y Julio César, era el fichaje más buscado por el Madrid. El técnico, John Toshack, señaló su importancia tras la marcha de Panucci, y Míchel lo asumió ayer: "Quiero demostrar que era la primera opción". También lo pretendieron en Italia. El presidente, Lorenzo Sanz, agradeció que su madridismo le llevase al Bernabéu.

Lorenzo Sanz gesticuló como enternecido, interrumpió a Michel Salgado, sentado junto a el, y apuntó una aclaración: "Puedo asegurar que Míchel ha renunciado a contratos más importantes de clubes italianos; ha renunciado a mucho dinero y eso hay que agradecérselo". Sanz se refería a las ofertas del Juventus y el Roma para hacerse con los servicios del jugador que finalmente, alegando "un sueño", prefirió firmar por el Real Madrid. Quien quiera contratarle ahora deberá pagar 5.000 millones de pesetas a su nuevo club."Desde que comenzaron las negociaciones con el Celta, mi primera opción siempre fue este club. Hace tiempo que estaba decidido por venir aquí. Esto para mí es ver un sueño cumplido". ¿El Barcelona también quiso ficharle?, le preguntó un periodista. Su respuesta, suficientemente ambigua, dio a entender que pudo haberse vestido de azulgrana: "No voy a hablar del Barcelona porque ahora estoy en el Madrid. Sólo digo que he recibido ofertas más grandes".

"Para mí es una gran responsabilidad haber sido uno de los principales objetivos de Toshack. Y es un orgullo". Míchel Salgado estuvo elogioso, pero no evitó una crítica cuando le preguntaron por la imagen deportiva que tenía de su nuevo equipo: "Veo al Madrid como a un equipo al que le falta jugar como equipo; voy a intentar mejorar eso".

Míchel, de 23 años, es una réplica de Roberto Carlos (26). Chaparro, fornido, dotado de fuerza explosiva, de buen regate, velocidad y llegada al modo de los viejos extremos, ahora reconvertidos en laterales largos; y con dificultades para defender. Míchel se parece al brasileño en muchos aspectos, incluso en su juego desbocado. Se diferencia en que es diestro y gallego. Original de la localidad pontevedresa de Las Nieves, se cultivó en la cantera del Celta, y tras una temporada en el Valladolid (96-97) regresó a Vigo para ganar fama en toda Europa merced, principalmente, a un partido amistoso que España jugó contra Italia en Salerno, el 18 de noviembre pasado (2-2).

En aquel partido, la selección de Camacho descubrió a sus nuevos valores -Helguera y Valerón, entre otros-, pero, sobre todo, Italia descubrió a Míchel Salgado. En sus carreras impetuosas, sus penetraciones y sus pases de la muerte, se vio un lateral muy del gusto del calcio -como Zanetti, Benarrivo, Serena, Di Livio...-, que tras recibir ofertas del Juventus y el Roma, decidió que prefería ser estrella en el Bernabéu.

Teléfono para abonarse

Sanz aprovechó la presentación de Salgado, ayer, para presentar a la prensa la nueva oficina de atención al socio, situada en la puerta 61 del estadio Bernabéu. Allí, y hasta el 20 de agosto, se informará sobre cómo hacerse socio del Madrid y se expedirán los abonos. Para pedir cita es preciso llamar al teléfono 902 27 17 07.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de julio de 1999

Más información

  • Sanz presenta al nuevo lateral del Madrid, considerado un fichaje prioritario por su técnico, John Toshack