GENTE

MÚSICA PARA AMODORRARSE

En estas semanas de severa calorina tampoco es cuestión de someter al oído a ritmos demasiado acelerados. A partir de ese criterio, la discográfica estadounidense Windham Hill ha concebido el álbum Sun dance, una colección de instrumentales ex profeso para combatir los rigores estivales. En este volumen, Jay Beckenstein, el líder de Spyro Gyra, recurre al Summertime de Gerswhin; Paul McCandless y Michael Manring recrean un clásico de Brian Wilson, Don"t worry baby, y aportan nuevas y dulces melodías algunas luminarias de las nuevas músicas, como Liz Story, George Winston o Sean Harkness. La filosofía es parecida a la que el año pasado se desarrolló con el álbum Lazy days of jazz (Los días perezosos del jazz): detrás de su portada, una tumbona en la playa, se escondían algunas de las más sutiles composiciones de Gary Burton, Sonny Rollins o Duke Ellington, ideales para tardes de modorra.- ,

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción