Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Primera estrena hoy con un año de retraso la serie de Ussía "Puerta con puerta"

La serie Puerta con puerta, inspirada en una idea original de Alfonso Ussía a partir de su libro El tratado de las buenas maneras, se estrena por fin en TVE-1. Después de un año fuera de circulación, se emite hoy (22.00). El retraso se debió, según fuentes de la cadena pública, a que la serie no gozaba de las preferencias de Fernando López Amor, anterior director general de RTVE. Doce meses después, el equipo directivo actual ha rescatado esta comedia de la productora catalana DTV. "La serie se grabó hace mucho tiempo, pero se fue postergando. Hasta ahora ha sido imposible encontrar un hueco dentro de la programación y en horario de máxima audiencia", admite Eduardo Esquide, director del área de series de ficción de TVE. De momento, se emitirán 13 capítulos de 50 minutos cada uno. Según Àngels Costa, directora general de DTV, el final de Puerta con puerta "está cerrado, pero se hizo con la suficiente picardía para abrirlo si se decidiera grabar otra tanda de episodios".

Esta producción está protagonizada por dos personajes antagónicos: un aristócrata viudo, completamente arruinado (Juan Luis Galiardo), y un nuevo rico (Sancho Gracia), casado con una mujer con vocación de ama de casa (Ágata Lys). Don Pelayo de Altuna y Hondar, conde de Ribia, mantiene su porte, distinción y costumbres. Ramón Pérez Gil, por su parte, es un constructor agresivo, producto de la cultura del pelotazo, que ha ascendido a base de especulaciones inmobiliarias. Ambos son vecinos y viven en dos chalets adosados.

Esta serie, dirigida por Miguel Ángel Díez, plantea en su argumento un choque de clases. "Cuenta con una trama salpicada de humor que huye de la grosería y la carcajada fácil", asegura la responsable de DTV.

Para el actor Juan Luis Galiardo, Puerta con puerta es un ejemplo de la aportación de la cadena pública "al humor, la ternura y la dignidad. Valores que, sobre todo en los últimos tiempos, están distorsionados". Galiardo se muestra muy satisfecho con el reparto. "Somos tres actores veteranos, con experiencia. Damos a la serie nuestra propia leyenda, porque ya somos parte del patrimonio nacional y del esqueleto de un oficio en el que llevamos muchos años".

A los actores no les quita el sueño que la serie se emita en verano, cuando el consumo televisivo desciende. "Lo importante es que se trata de un producto digno y trabajado. Si además les interesa a los telespectadores, la satisfacción será doble", opina Sancho Gracia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de julio de 1999