Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL Segunda División

El Numancia derrota al Sevilla e invierte los papeles

Engullidos por la responsabilidad. Así acabaron el Numancia y el Sevilla el vital encuentro que disputaron ayer tarde y en el que ambos equipos aspiraban a consolidar su candidatura al ascenso a la Primera División. Quien más se jugaba era el Sevilla, que llegaba a Soria dispuesto a ocupar la plaza vacante de ascenso directo, algo que tuvo en sus manos con el empate tras la derrota ayer del Toledo (0-2) ante el Albacete. Mientras, el conjunto de Miguel Ángel Lotina esperaba, al menos, meter cabeza en la zona de promoción. Al final, los papeles se invirtieron.El Numancia pasó a ocupar, virtualmente, el puesto de ascenso directo que ansiaban los sevillistas; el Sevilla, en una pirueta inimaginable, vio truncada su espléndida racha de nueve jornadas sin perder y acabó sexto, fuera de la zona de promoción, puesto que, hasta ayer, ocupaba el conjunto soriano.

NUMANCIA 3 SEVILLA 2

Numancia: Diezma; Iñaki, Eleder, Medina, Palacios, Octavio; Ángel, Morán, Morales (Barbarin, minuto 12), Castaño; Javi Moreno.Sevilla: Monchi; Prieto, Cañas (Nando, minuto 49), Tabaré; Velasco, Francisco, Quevedo, Juric (Gluscevic, minuto 31); Tsartas, Juan Carlos (Moya, minuto 64), Olivera. Goles: 1-0. M. 21. Velasco, en propia puerta. 2-0. M. 22. Barbarin. 2-1. M. 65. Tsartas, de penalti. 2-2. M. 70. Gluscevic. 3-2. M. 90. Barbarin. Árbitro: Eleicegui Uranga (Colegio vasco). Amonestó a los locales Octavio, Palacios, Diezma y a los sevillistas Francisco, Quevedo y al técnico Marcos Alonso. Unos 7.500 espectadores en el nuevo estadio de Los Pajaritos, entre ellos 500 aficionados sevillistas desplazados hasta Soria.

Dos minutos en la primera parte, con Barbarin de protagonista, y un golpe de fortuna en el minuto 90 fueron bastantes para que el Numancia se instalara de nuevo en la cabeza de la tabla y para que el Sevilla viera como su sueño derivaba en pesadilla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de junio de 1999