Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gotti gana otra vez un Giro que pierde Pantani

Ivan Gotti ganó ayer su segundo Giro. Y ahora, como hace dos años, ha necesitado para ello que Marco Pantani sufriera una desgracia.En 1997, Gotti triunfó tras una caída de su compatriota. En 1999 su victoria llega tras la expulsión de Pantani por presunto dopaje (el sábado se anunció que su nivel de glóbulos rojos era superior al 50%, de lo que se deduce oficialmente que consumió EPO). En 1998 se habían invertido los papeles, puesto que Pantani se adjudicó la ronda italiana mientras Gotti sufría una enfermedad intestinal..

"No he robado a nadie", aclaró ayer, de entrada, el sorprendente ganador de este año. "Y tampoco le quiero mal a Marco Pantani. Le necesitamos, de la misma manera que él nos necesita a nosotros, para hacer el ciclismo con gran espíritu de sacrificio. Él sigue siendo un gran campeón y no es justo dejarle de lado. Espero verle luchando por la maglia en el Tour". Gotti, de 30 años, puede que no sea el mejor ciclista del mundo, pero sabe lo que dice, lo que tiene que decir y cómo decirlo.

Marco Pantani seguía ayer refugiado en su casa, en las afueras de Cesenatico, con 20 periodistas a la puerta. "Mañana hago público un comunicado", anunció. "A lo mejor convoco una conferencia de prensa". No dijo nada más. Ni confirmó que quiera dejar el ciclismo.

Mientras tanto, el Giro seguía, con una última etapa en la que ganó el italiano Fabrizio Guidi, quien se impuso en la llegada masiva. Y la fiesta del ciclismo continuó también, y los italianos aclamaron a su nuevo líder, Ivan Gotti.

El balance para los equipos españoles fue muy aceptable: tres etapas para el Once gracias a un magnífico Laurent Jalabert, dos para el Kelme (el colombiano Chepe González y Roberto Heras), la montaña para el propio Chepe; y el primer puesto en la general por equipos para el Vitalicio, con un notable Dani Clavero a la cabeza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de junio de 1999