Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marcelino Oreja se retira de la vida política sin poder hablar con Aznar

El comisario europeo Marcelino Oreja, del PP, confirmó ayer que no sólo abandona la carrera abierta en su partido para ocupar uno de los dos puestos de comisarios del nuevo Gobierno que compondrá Romano Prodi como responsable de la Unión Europea, sino que se retira en general de la vida política. El dirigente español explicó así su marcha en el periódico Abc: "No aspiro en este momento a ser candidato en unas elecciones, ni aspiro a tener un puesto de representación, ni a representar a España en el exterior. La vida política y administrativa en este momento la doy por concluida". Oreja aclaró que tampoco quiere "de ninguna forma tener un protagonismo político aquí", en España.El aún comisario español no refleja en la entrevista ningún descontento con el presidente del Gobierno, José María Aznar, y de su partido. Al contrario, le dedica grandes palabras de elogio. Tan sólo revela que Aznar no ha considerado oportuno aclararle cuál iba a ser su futuro después de varias décadas de dedicación a la política en todo tipo de frentes. Oreja, en este sentido, comenta: "Si en este momento no ha querido despejar una situación, hay que respetarlo porque es algo legítimo".

Fuentes del PP sí han indicado que Oreja no había recibido bien la incertidumbre creada sobre su futuro tras la nominación como candidata europea de Loyola de Palacio, a la que José María Aznar podría tener reservada una comisaría en el nuevo Gobierno de la UE. Oreja ha intentado durante este mes tener alguna conversación con Aznar para aclarar la situación. No ha recibido respuesta alguna, ni de Aznar ni últimamente de su jefe de gabinete, Carlos Aragonés.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de mayo de 1999