Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La patronal azulejera estudia la fórmula para incluir la reducción de jornada en el convenio del sector

Reducción de la jornada laboral, ampliación de vacaciones o permiso retribuido. Aún no se conoce la fórmula mediante la que se incluirá la resta de horas de trabajo en el convenio colectivo que estos días negocia la patronal cerámica, Ascer, con los sindicatos. Sin embargo, la postura inamovible de los represetantes de los trabajadores respecto a la reducción de la jornada laboral y la seria amenaza de una convocatoria de huelga han hecho que los empresarios del sector "aflojen" en su decisión primera de no negociar sobre el tema. La propuesta, abierta, que presentaron los sindicatos se basa en la reducción de 24 horas anuales para el primer año y el segundo y 16 horas para el tercero. Sobre esta oferta, una "minicomisión" negociadora -formada únicamente por cuatro representantes de sendas partes- trabaja con en fin de llegar a un acuerdo, ya que, hasta ahora, la única oferta que había presentado Ascer era la de la reducción de 4 horas anuales, propuesta "irrisoria" según los sindicatos. En cualquier caso, el recorte será moderado, por lo que no se prevé que éste suponga para los empresarios del sector un incremento desmesurado de los costes. Pese a las calificaciones de "avance importante" que tanto la patronal como los sindicatos realizaron tras la finalización de la reunión convocada para el jueves, ninguna de las dos partes quiere "lanzar campanas al vuelo". Pese a ello, la postura de los trabajadores es, lógicamente, de mayor satisfacción que la de los empresarios, que han optado por no emitir ninguna declaración o versión oficial del preacuerdo. Por su parte, fuentes sindicales solicitaron "prudencia" y "precaución" ante la posibilidad de que, pese al "avance", la negociación pueda bloquearse. La fecha de la próxima reunión todavía no se ha fijado. La patronal debe ahora consultar cuestiones jurídicas de otros puntos de la propuesta de convenio, sobre los que la negociación ha sido más flexible, puesto que no ha habido diferencias insalvables. Así trata la manera de redactar, por ejemplo, una de las propuestas sindicales sobre el mantenimiento del disfrute de las vacaciones cuando un trabajador se encuentre en una situación de invalidez temporal. En cualquier caso, la patronal cerámica se ha comprometido a que la reunión se celebrará antes del día 23, fecha en la que los sindicatos han convocado asambleas. El desarrollo de las negociaciones ha tenido otras particularidades. Y es que, además de la comisión negociadora, ha sido necesario formar otra de menores dimensiones, la comisión reducida. Aún así, el calendario previsto no se ha cumplido ya que los miembros de la negociadora han tenido que consultar a la junta rectora de la asociación empresarial, con lo que los procesos han sido muy lentos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de abril de 1999