Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El MIP constata el aumento de la producción mundial de documentales

Tres mil compradores de programas de televisión se dan cita en Cannes entre el 12 y el 17 de abril para ratificar cuáles son las tendencias en auge dentro del mundo del audiovisual a partir de las 1.087 producciones que se presentan. Ante la inminencia del cambio de siglo, las cámaras se han lanzado a recorrer el tiempo, ya sea buscando las andanzas de los Borgia en la Venecia renacentista o especulando sobre la colonización de nuevos planetas. Pero esa inspiración tiende a buscar la forma del documental. "Tiene un coste relativamente bajo, se exporta bien y envejece mejor" dice uno de los directores de la 36ª edición del MIPTV.

La presencia española en el MIP, a través del proyecto de Tele 5 con Kirch y Mediaset (Los Borgia), del material de TVE (series como La España salvaje o Indico), la producción de Antena 3 Camino de Santiago (sobre un relato de Arturo Pérez Reverte) o los dibujos de Cromosoma, es casi tan testimonial como el del resto de producciones europeas. El flujo de intercambio de entre el viejo continente y Estados Unidos sigue estando desequilibrado a favor de éste. "Pero en el documental Francia aparece asociada muy a menudo con EE UU porque tenemos una buena tradición de filmes sobre animales", explica Patrick de Carolis, responsable del área documental de France3. En ese sentido es interesante la llamada "excepción francesa". TV5, el equivalente francófono de la espantosa TVE Internacional, procura ofrecer las mejores emisiones de las televisiones públicas francófonas de Francia, Suiza, Bélgica o Québec y se ha lanzado a comprar material de empresas privadas para incluir una gama de ficciones o documentales más variada y ambiciosa.Las estrellas de un mercado de este tipo son personalidades que llevan años al frente de las listas de ventas -de ahí el encuentro entre Roger Moore (El Santo, James Bond, hoy embajador de la Unicef) y Horst Tapper (El cardenal)- pero también recién llegados que arrasan, como el cubano Luis García, protagonista de Zafiros: locura azul, la primera coproducción cubano-estadounidense ya premiada en 11 festivales. Los japoneses presentarán su nueva estrategia, una vez agotada la fórmula de sus dibujos animados. Ahora buscan coproducir con europeos o estadounidenses y abrir su mercado a otros tipos de ofertas culturales o de entretenimiento.

La primera cifra global manejada por todos los compradores y productores, sin diferencia de continente, pasa por constatar que la oferta de documentales ha crecido en más de un 20%, fruto de la multiplicación de canales y del carácter para todos los públicos que tiene el género.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de abril de 1999

Más información

  • Cannes acoge a 3.000 profesionales en el gran mercado de la televisión