Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barça pierde a Luis Enrique por un mes

El derby ha pasado factura en el Camp Nou. El bloque de Louis van Gaal se ha roto. Luis Enrique, que se lesionó ante el Espanyol, estará de baja un mes. Los problemas se le acumulan al Barça con vistas al partido en Anoeta: Figo está sancionado y Reiziger es duda. Van Gaal deberá hacer más de un tachón en su libreta en una jornada que parece vital para dar un golpe a la Liga o ser acosado por sus rivales.

No pudo continuar. Luis Enrique se retiró el domingo del césped cuando sólo sé habían disputado 18 minutos de juego.

La primera impresión se confirmó. El media punta padece una rotura de la cresta iliaca, que le obligará a estar de baja un mes. Luis Enrique se perderá buena parte del tercio final de la Liga. Y, de entrada, los dos partidos que la selección disputará la próxima semana ante Austria y luego ante San Merino, valederos para la Eurocopa. Su baja supone un serio contratiempo para Van Gaal. Debe ser algo más que una simple casualidad. Luis Enrique estaba lesionado cuando el Barça encadenó cuatro derrotas consecutivas. Y la racha acabó en Valladolid justo cuando Luis Enrique reapareció. La tónica se quebró sólo ante el Valencia, el rodillo de Van Gaal.

Posiblemente, Luis Enrique será sustituido por Ronald de Boer, que había asumido ya su condición de suplente de lujo en el derby. Quedan más dudas atrás: Reiziger sufre sólo una elongación del recto de la pierna derecha y no está confirmada su presencia en Anoeta. Van Gaal, en cambio, sufrirá la baja: por sanción de Figo, el futbolista más castigado en toda la Liga. No escondió ayer el holandés su contrariedad por esa baja. El portugués, que atraviesa un extraordinario momento de forma, es medio equipo azulgrana: suma 15 asistencias y cuatro goles. Otro dato revelador: el Barça sucumbió en los dos partidos que jugó sin Figo, siempre por sanción (ante el Deportivo y Valencia). Van Gaal reconvino ayer al portugués durante el entrenamiento. No parecía, por los gestos del holandés —llegó a mofarse de la broma que le gastó Kluivert al portugués cuando simuló que le limpiaba la bota tras darle una asistencia de gol— que fuera una charla amable. El Barça, sin Figo, pierde muchos enteros.

Desde la llegada en enero de los gemelos De Boer, Van Gaal sólo ha retocado al equipo por obligación. No tendrá mas remedio que hacerlo en Anoeta, un campo que, como reconoció Abelardo, no se le da precisamente bien al Barça. Van Gaal podrá jugar con la pareja Xabi- Guardiola —el capitán esta a punto de superar sus dolencias en la espalda— y colocar a Giovanni u Oscar de media punta. El Barça es consciente de que el domingo ante la Real Sociedad puede dar un golpe moral a la Liga o bien dejarse acosar por sus inmediatos perseguidores. El Barça, líder, suma 50 puntos, frente a los 46 del Valencia (recibe al Zaragoza) y 45 del Celta y Mallorca, que juegan en casa ante el Racing y el Deportivo, respectivamente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de marzo de 1999

Más información

  • Luis Figo no jugará en Anoeta por sanción