Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ataques de encapuchados en cuatro poblaciones vascas

El PNV espera que Otegi condene la violencia el 18 de febrero en Vitoria

Cuatro poblaciones vascas protagonizaron ayer nuevos episodios de violencia callejera con sendos ataques de grupos de encapuchados, uno de ellos, el más grave, contra la sede del PSOE en la localidad vizcaína de Leioa. Un grupo de ocho personas arrojó de madrugada en su interior artefactos incendiarios y destruyó totalmente el local. El edificio en que se encuentra la sede tuvo que ser desalojado. El líder de los socialistas vascos, Nicolás Redondo Terreros, calificó de "ambiente fascista" el clima que propicia estos actos terroristas. En otros episodios violentos de madrugada, la tienda del concejal del PP de Erandio Victorio Fernández Aguado, situada en Santurtzi, fue atacada con mazos y luego con cócteles mólotov, lo mismo que el Juzgado de Paz de Andoain, y finalmente, ayer por la tarde, otro grupo de encapuchados lanzó más de 40 artefactos contra la sede de la Subdelegación del Gobierno en Bilbao. En este clima de violencia, dentro del PNV, donde empiezan a surgir tensiones sobre la estrategia que sigue su dirección, hay cierta expectación ante la posibilidad de que el líder de Euskal Herritarrok, Arnaldo Otegi, acepte finalmente votar a favor de una proposición no de ley que incluye la condena de la violencia y que se presentará el día 18 en el Parlamento vasco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de febrero de 1999