Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El director de la policía expulsa al agente encarcelado por homicidio

José Luis García Somoza, el policía nacional de 34 años encarcelado por un supuesto homicidio, ha sido expulsado del cuerpo, según aseguró ayer el director general de Policía, Juan Cotino. El agente está acusado de matar a golpes a Francisco Javier V. A., durante la madrugada del pasado domingo, y de agredir a dos inmigrantes egipcios. Cotino aclaró que el agente estaba fuera de servicio cuando "tuvieron una reyerta con unos inmigrantes por causas que se desconocen aún". "El policía fue inmediatamente detenido, porque un agente, como cualquier ciudadano, puede ser una persona que en un momento determinado comete un crimen y, por lo tanto, se le tiene que juzgar tanto judicialmente como en el interior del cuerpo, del que ha sido expulsado", dijo Cotino a Europa Press.

El Defensor del Pueblo ha solicitado investigar el crimen cometido por el agente, con independencia de las actuaciones judiciales. Además, esta institución ha abierto una queja de oficio ante la eventualidad de que la agresión pudiera tener su origen "en motivaciones de origen racista". El Defensor del Pueblo ha pedido al delegado del Gobierno un informe sobre los antecedentes del policía implicado y ha informado de los hechos al fiscal general del Estado.

El agente, destinado en la unidad motorizada del Cuerpo Nacional de Policía, tenía abierto un expediente por maltratar a un detenido el pasado mes de mayo. Además, había sido absuelto en dos ocasiones de sendos juicios por malos tratos. Javier C. dijo ayer a este periódico que el agente Somoza le golpeó y le robó 25.000 pesetas el año pasado en la plaza de Santa Ana. "Lo peor es que fui agredido y, encima, luego me denunciaron y me acusaron de golpearles", dijo Javier.

El dirigente regional de la Asociación Nacional de Policía Uniformada (ANPU), Agustín Fernández, dijo ayer que la imagen de la policía debe estar por encima de un hecho aislado. El Sindicato Unificado de Policía lamentó que por un caso circunstancial se hable mal de todos los agentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de febrero de 1999