Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

ALARMA EN PALACIO

Elizabeth, madre de la reina de Inglaterra, acudió a urgencias el domingo por la tarde debido a una persistente hemorragia nasal. La ancianita, de 98 años de edad, no dejó de sangrar por la nariz hasta que el especialista del hospital de King's Lynn, en el condado inglés de Norfolk, intervino en lo que se considera una operación rutinaria. Aun así, la abuela del príncipe Carlos recibió anestesia local y estuvo ingresada en el centro clínico durante un par de horas. Recuperada de la dolencia, la reina madre regresó al palacio de Sandringham, donde le esperaban miembros de su familia. Un portavoz palaciego aseguró ayer que la adorada abuelita "está bien" y que la hemorragia no fue consecuencia de un accidente o caída. Hace un año, Elizabeth fue intervenida en la cadera tras caerse en los alrededores de Sandringham y camina desde entonces con la ayuda de un bastón. Al margen de este problema y de una operación de cataratas en su ojo izquierdo, su salud es por lo general buenísima.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de enero de 1999