Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los clubes piden 300.000 pesetas por cada día que un jugador pase en la selección

Los clubes españoles no quieren esperar más tiempo y van a reclamar formalmente dinero por cada jugador que vaya a la selección. El precio superará las 300.000 pesetas por cada internacional, ya que se han estudiado las fórmulas en vigor en otros países europeos, que van entre las 300.000 pesetas y el millón por jugador y día que paga la federación holandesa. La federación sabe que tendrá que entrar a negociar el asunto, pero entiende, según los informes jurídicos de que dispone, que ir a la selección es obligatorio por ley en España

Los clubes quieren cobrar por ceder a sus jugadores a la selección. Pretenden una cantidad fija por jugador y día de estancia fuera del club, una cifra que, con toda seguridad, superaría las 300.000 pesetas por internacional. Es una vieja idea que va a cobrar cuerpo dentro de unas semanas. No es una fórmula nueva porque se aplica en algunos países de Europa. Justitican sus pretensiones en el aumento de los costes de los jugadores y el incremento de los compromisos internacionales de la federación y los días que los futbolistas están a su disposición. Los clubes entienden que la selección se ha convertido en un gran negocio para la federación, que ha multiplicado el número de sus compromisos y la utilización publicitaria de profesionales sin que las empresas que les pagan perciban nada a cambio. La contraprestación económica de los clubes ha sido puesta desde hace algunas temporadas en la mesa de cualquier negociación entre la Liga Profesional y la Federación. Hasta ahora todo quedó en un intento sin que por el momento se haya formalizado la petición. Ahora ha comenzado la cuenta atrás. Los clubes acaban de dar un paso adelante. La Liga Profesional presentó el pasado mes un informe a los clubes que explica cómo se regula este asunto en las principales Liga europeas. Cuatro de las ocho federaciones consultadas -Holanda, Alemania, Bélgica y Francia- abonan un canon económico a los clubes por la cesión de sus jugadores a sus respectivas selecciones. Todas las federaciones cuentan con un seguro, pero en el caso de la española los beneficiarios han sido, hasta el momento, los jugadores y no los clubes.

La Liga Profesional ha realizado, además, varios estudios para establecer la cantidad económica que se podía plantear a la federación por la cesión de los internacionales. "La propuesta que cuenta con más adeptos es percibir una media de los ingresos diarios de los jugadores en sus clubes según sus contratos en poder de la federación aunque suelen ser inferiores a los reales", dijo un portavoz de la Liga.

Según esta idea, los clubes pretenden que se sumen todos los ingresos anuales de los jugadores convocados para cada partido oficial y se dividan por 365 días. La operación facilitaría la media diaria de ingresos del total de dichos jugadores y se multiplicaría por los días que dichos futbolistas están a disposición de la federación. La cantidad resultante se repartiría entre los clubes según el número de jugadores que aportasen al equipo nacional. Algunos clubes estiman que en esas cantidades deberían incluirse las cuotas que se abonan a la Seguridad Social.

El secretario general de la federación, Gerardo González, aseguró ayer que dicho organismo "no se niega a hablar de este asunto con los clubes", aunque recalcó que la cesión de los jugadores al equipo nacional está regulada por Ley. "El tema no figura en el convenio que tenemos firmado entre la Federación y la Liga Profesional, pero cuando se nos plantee formalmente estamos dispuestos a estudiarlos", añadió. La federación solicitó hace unas fechas un informe jurídico sobre el asunto, que concluye que la legislación española considera que un deportista tiene la obligación de acudir a las convocatorias de la selección nacional. Curiosamente, esta obligatoriedad se hace extensiva en algunas otras leyes deportivas de comunidades autónomas, como es la vasca y el proyecto de la catalana.

Gastos de la federación

Gerardo González anticipó que, en caso de que llegue una negociación sobre este asunto, habrá que recordar a los clubes y poner también sobre la mesa otros asuntos. El secretario de la Federación recuerda que en estos momentos su organismo tiene cedido a los clubes una competición que es exclusiva suya como es la Copa del Rey, salvo el partido de la final. La Federación insiste que de otra competición suya como la Supercopa sólo se reserva el 10% de sus ingresos, mientras el resto se lo reparten los equipos finalistas.

El secretario general de la Federación continuó la lista de gastos que asume por completo pese a que también afecta a los clubes. Mencionó, entre otros, el coste de los controles contra el dopaje que se realizan en cuatro partidos de cada jornada de Liga, así como los gastos de funcionamiento de los diferentes comités disciplinarios y los de formación técnica de los árbitros. Los clubes se encargan de pagar, a través de la federación, los derechos de arbitraje de cada partido y que superan los 600 millones de pesetas por temporada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de enero de 1999

Más información

  • La federación holandesa paga más de un millón por cada futbolista y día que va al equipo nacional