_
_
_
_

El segundo día de niebla obliga a suspender 90 vuelos en Barajas

El retraso en los despegues y aterrizajes rondó la hora y media

F. Javier Barroso

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

El aeropuerto de Barajas no logra levantar el vuelo. Ayer vivió su segunda jornada de atasco por culpa de la niebla. Las compañías aéreas cancelaron unos noventa vuelos comerciales hasta las 23.30, ante la imposibilidad de aterrizar y despegar por la escasa visibilidad. El retraso medio durante la jornada fue de una hora y media, aunque algunas aeronaves tardaron más de seis horas en salir. Los pasajeros se quejaron de la escasa información que durante toda el día les ofreció Barajas.

El pronóstico meteorológico no apunta nada bueno: la niebla se mantendrá hasta el mediodía de hoy. Esto provocará, previsiblemente, que se repitan los retrasos y las cancelaciones, según un portavoz de Aeropuertos Nacionales y Navegación Aérea (AENA). La visibilidad en el aeropuerto se situó ayer en unos 250 metros, lo que impidió que los aviones aterrizasen o despegasen con el mismo ritmo que en condiciones normales (50 movimientos por hora). La mayor actividad se registró entre las 14.00 y las 16.00, cuando la niebla levantó y se alcanzó una visibilidad de hasta 1.100 metros.Hasta ese momento, sólo habían aterrizado o despegado los aviones dotados con descodificadores de las señales que emite Barajas en caso de niebla. El llamado sistema de aterrizaje instrumental (ILS) lo poseen muy pocos aviones. Además, para poder utilizar ese sistema es necesario que los pilotos hayan recibido un cursillo de entrenamiento.

Barajas se convirtió ayer en uno de los aeropuertos europeos más afectados por las inclemencias climatológicas, según AENA. Durante toda la jornada, hasta las 23.30, se realizaron 455 operaciones de aterrizaje o despegue, unas 200 menos de las previstas, informó un portavoz del recinto aeroportuario. De esas suspensiones, alrededor de 90 correspondieron a vuelos comerciales y el resto, a carga o paquetería.

Puente aéreo

El servicio que más se resintió por las nubes bajas fue el puente aéreo Madrid-Barcelona. Las autoridades aeroportuarias no permitieron el despegue de los aviones en sentido a Barcelona o de vuelta a Madrid si no disponían del permiso del aeropuerto de destino. Tres vuelos fueron anulados.El cantante norteamericano Bruce Springsteen tuvo que cancelar una cita en Madrid porque su avión privado no pudo aterrizar en Torrejón. El cantante tenía previsto presentar su último disco -Tracks- y anunciar los conciertos de verano que dará en España.

Los pasajeros de Barajas protestaron ayer por el trato que recibieron durante la espera. Se formaron largas colas ante de los mostradores para pedir información sobre la salida de los vuelos. Los datos que les ofrecían eran, según dijeron los afectados, contradictorios.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

"La niebla no es culpa de ellos, pero sí el que haya sólo una persona para citar a los pasajeros de un avión y que lo haga a voces ante más de trescientas personas. Al final nadie se entera de lo que tenemos que hacer", se quejó Elena Suárez, una pasajera que tenía previsto viajar a Asturias el viernes a las 20.20 y que ayer, a las 19.00, todavía no había salido de Madrid.

Sobre la firma

F. Javier Barroso
Es redactor de la sección de Madrid de EL PAÍS, a la que llegó en 1994. También ha colaborado en la SER y en Onda Madrid. Ha sido tertuliano en TVE, Telemadrid y Cuatro, entre otros medios. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, está especializado en Sucesos y Tribunales. Además, es abogado y criminólogo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_