"La 2. Noticias" atribuye su éxito al recorte de las informaciones políticas

La 2. Noticias nació hace cuatro años como un informativo experimental. Proponía otro mirada a la actualidad, donde la política cedía terreno a la ecología, el medio ambiente, la ciencia, la tecnología y las actividades de las Organizaciones No Gubernamentales. El tándem formado por Fran Llorente (editor) y Lorenzo Milá (redactor y presentador) ha conseguido en los cuatro años de vida de La 2. Noticias aumentar su audiencia. De los 867.000 espectadores de media en la primera temporada ha pasado a tener 1.304.000 este año.

Para los directivos de la cadena estatal, La 2. Noticias se ha convertido en "el sello de identidad de La 2". Es también el único informativo de TVE, creado en la época socialista, que ha sobrevivido sin cambios durante las etapas en las que Ernesto Sáenz de Buruaga, primero, y Javier González Ferrari, después, se hicieron cargo de los servicios informativos de la televisión estatal.Galardonado con un Ondas en 1996 al mejor programa especializado, figura como el espacio de noticias más premiado. Con un ritmo ágil y muy visual y un lenguaje moderno, sus responsables se afanan en contar la actualidad "de otra forma". González Ferrari destacó ayer la "valentía" de hacer un telediario "nuevo, distinto y alternativo" y no descartó la posibilidad de que "algún día" abandone la pantalla de La 2 y pase a emitirse en La Primera.

Pero los cambios que se avecinan pasan únicamente por una renovación estética del programa, con una remodelación del decorado, la sintonía y los sistemas de rotulación.

Las claves del éxito de La 2. Noticias radican, según sus responsables, en el engranaje del equipo y en el enfoque de la actualidad. "La anterior dirección de informativos y la actual nos han dejado que el programa funcione con libertad", dijo ayer Lorenzo Milá. "Eso nos permite recortar tiempo a temas áridos como las noticias económicas complicadas o las cuestiones políticas farragosas y ganar tiempo para contar otras cosas", añadió el periodista, que se ha convertido en el presentador que menos tiempo aparece en pantalla: en torno a tres minutos en cada edición.

Llorente definió la línea de actuación del informativo: "Trabajamos por mantener un sello, ofrecer otras historias y aumentar la producción propia de reportajes". Enfatizó el empeño de todas las televisiones por "reequilibrar" los contenidos de los informativos dando cobertura a historias "más humanas".

De hecho, esta tendencia ha calado también en las cadenas privadas. Vicente Vallés, subdirector de informativos de Tele5, recalcó que la mayor duración de los noticiarios de esa cadena ha permitido ampliar el espectro de temas sobre ecología y salud "e incluir noticias que no pertenecen estrictamente al ámbito político".

Para Javier Algarra, director ejecutivo de informativos de Antena 3, todas las televisiones han comenzado a dar más relieve a reportajes de carácter social y a asuntos próximos al ciudadano en detrimento de la información política. Pese a todo, afirma: "Hemos de aprender a acercar a los espectadores la información política de manera más breve".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 06 de noviembre de 1998.