Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESCENA

Fernando Guillén y María Asquerino recuperan una comedia de los setenta

El español Pedro María Herrero y el chileno Antonio Skármeta estrenan sendos espectáculos hoy en Madrid. Herrero y Skármeta lanzan una mirada sobre el principio de la década de los setenta. El primero, con la Balada de los tres inocentes, habla de la sordidez de la España del rompe y rasga y obtiene una esperpéntica comedia, en la que participan grandes actores, como María Asquerino o Fernando Guillén. Skármeta, a través del grupo vasco Maskarada, se adentra en el mundo onírico del Neruda anterior al golpe de Estado del general Pinochet. Su obra El cartero, primero teatral, luego cinematográfica y posteriormente convertida en novela, llega hoy al teatro Infanta Isabel. Entre risas, misas y tricornios, obispos, alcaldes y mojigatas anda Balada de los tres inocentes, una comedia que sus protagonistas, los citados Guillén y Asquerino, así como José María Escuer y José Luis Saiz, definen como hilarante y que, por primera vez, se estrena como la concibió su autor, Pedro María Herrero. Y es que esta obra, cuando se escribió a principios de los setenta, tuvo que pasar una censura que no la dejó intacta. Para obtener un mínimo visto bueno se sugirió que la acción debía situarse en otro país. Se eligió Italia, y así se estrenó no sólo en España, sino en numerosos países donde, desde 1973, se ha puesto en escena con éxito. Ahora vuelve al escenario, pero con el texto original.

Un texto que habla de cómo eran los españoles hace 25 años y hace una crítica social de la España profunda con un especial sentido del honor. Saiz, que no sólo asume las funciones de director y actor, sino también de responsable de la productora Respira Teatro, dice que la función está llena de fetichismos: "Aparentemente es un espectáculo costumbrista y, sin embargo, habla de símbolos que pertenecen a lo más profundo de nuestra sociedad, una sociedad que ya había cambiado en los años setenta, mientras que los diferentes poderes permanecían estancados en el pasado".

El director de El cartero de Neruda, Carlos Panera, explica: "En nuestra obra el protagonista es la amistad del cartero con Neruda, y el antagonista, el propio destino trágico de Chile, su coyuntura política".

Balada de los tres inocentes. Teatro Maravillas. Manuela Malasaña, 6. El cartero de Neruda. Teatro Infanta Isabel. Barquillo, 24.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de octubre de 1998