Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP catalán espera el cierre de las elecciones vascas para activar la confección de sus candidaturas

Los dirigentes del Partido Popular (PP) en Cataluña esperan con gran expectación el final de las elecciones autonómicas vascas, y no sólo para conocer los resultados de sus correligionarios. Los comicios vascos supondrán también la señal de partida en la carrera para confeccionar las candidaturas del PP catalán para el próximo ciclo electoral. A diferencia del resto de partidos catalanes, el PP no tiene todavía ningún candidato proclamado para ninguna de las elecciones que se avecinan (autonómicas, municipales y generales), y ello a pesar de que la formación ha sufrido grandes cambios tras el ascenso de Alberto Fernández Díaz al liderazgo del partido. Estos cambios supondrán también una renovación de los cabeza de cartel más significativos -no repetirán ni Aleix Vidal-Quadras ni, previsiblemente, Enrique Lacalle-, por lo que algunos dirigentes observan con preocupación la demora en la designación de sus sustitutos, que puede afectar negativamente a su proyección pública. Las elecciones vascas suponen la señal de inicio de este proceso de elaboración de candidaturas. El pasado fin de semana, Alberto Fernández Díaz se reunió en Bilbao con el presidente del PP, José María Aznar, y el coordinador general, Ángel Acebes, quienes le explicaron que, tras los comicios vascos, Cataluña será una de sus prioridades. Según confirmó ayer el líder del PP catalán, este partido tendrá un incremento importante de actividades tras las elecciones vascas y espera el desembarco de dirigentes vinculados al Gobierno "para ayudar a explicar la tarea del Ejecutivo y lo que podrían hacer los conservadores si tuvieran responsabilidades de gobierno en Cataluña". Coincidiendo con la programación de actos con altos cargos del PP en España, el partido presentó ayer una campaña de afiliación que aspira a conseguir en dos años 3.000 nuevos militantes para alcanzar los 30.000 afiliados (actualmente dice tener 26.000). El perfil de militante que busca, según Fernández Díaz, es el que en su opinión se ha acercado al partido desde que gobierna en España, que "ayuda a reforzar su perfil centrado". Según el líder conservador, el próximo ciclo electoral supondrá "un cambio de escenario político en Cataluña" en el que el PP, "por primera vez en su historia, está en condiciones de ser un partido de gobierno en Cataluña".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de octubre de 1998