Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ATLETISMO: FINAL DE LA GOLDEN LEAGUE

Jones, El Guerrouj y Grebeselasie cogen el botín

La final de la Golden League de atletismo eliminó al estadounidense Bryan Bronson del bote de un millón de dólares (unos 147 millones de pesetas) reservado a los atletas que hubieran vencido en las seis reuniones que integran dicha competición. Bryan Bronson perdió su opción al premio en la última prueba, disputada en Moscú. En la carrera de 400 metros vallas, sólo consiguió el sexto puesto, en una carrera ganada por el francés Stephane Diagana, con 48,30 segundos. Los tres atletas que se reparten el millón de dólares son el marroquí Hicham El Guerrouj, el etíope Haile Gebreselasie y la estadounidense Marion Jones.La joven velocista norteamericana Marion Jones venció en los 100 metros con la contundencia de un tiempo de 10,83 segundos. Repitió el triunfo de las pruebas de Oslo, Roma, Montecarlo, Zurich y Bruselas, y se embolsó unos 100 millones. Con el Gran Premio de ayer, Jones lleva ganadas todas las pruebas disputadas en 1998 -35 carreras invicta, incluidas las de 60 y 200 metros en las que ha participado-. "Sé que no hay nadie capaz de desafiarme, así es que sólo me aseguro de llegar a tiempo en cada carrera", declaró orgullosa la velocista.

La ex jugadora de baloncesto salió mal -ella lo atribuyó a su participación previa en el salto de longitud- en los 100, pero le bastaron unas cuantas zancadas y 40 metros para resultar insufrible para su principal rival en carrera, Svatheda Fynes (Bahamas), que quedó segunda con 10,10 segundos. Pero Jones no sólo se impuso en el hectómetro. El protagonismo que ha cobrado en el atletismo mundial en tan sólo dos años de participación, tras dejar el baloncesto universitario (jugaba en el Universidad de Carolina del Norte), se acrecienta con cada reunión. Ayer quedó primera en el salto de longitud (7,13 metros), por delante de la especialista alemana Heike Dreschler (6,99).

En la prueba de 1500 metros, El Guerrouj se dio un paseo. Apretó levemente el ritmo en la última vuelta, corrió solo, y llegó a la meta con holgura. Imprimió una marca de 3.32.03, muy discreta para lo que acostumbra. Dos segundos más tarde pisó la meta el español Andrés Díaz, que en la séptima plaza fue el mejor europeo.

De los tres ganadores, Gebreselasie fue el que sufrió más apuros. Se impuso en unos 3000 metros relativamente lentos, con 7.50.00, y padeciendo el acoso del keniano Luke Kipkosgei, que terminó segundo con 7.50.87.

En otras pruebas, la rusa Natalya Sidova ganó en el lanzamiento de disco con una buena marca de 68,50. El húngaro Tibor Gecsek se impuso en lanzamiento de martillo sobre su compatriota Balazs Kiss. Y el namibio Frankie Fredericks triunfó en los 100 metros con 10,10.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de septiembre de 1998