Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BALONCESTO / LIGA ACB

El Madrid busca un líder

Los de Luyk abrieron la temporada con una victoria ante el Fórum

El Real Madrid comenzó la temporada con una victoria en Valladolid en un partido desesperante en su desarrollo y en su desenlace. Al equipo de Luyk le falta tiempo para fraguar pero sobre todo añora liderazgos. El corto espacio de tiempo en que Herreros se ausentó de la cancha sirvió para que su equipo se quedase descabezado y sin norte alguno hacia el que moverse, porque al Madrid le sacó de pobre el máximo anotador del pasado mundial, que apareció cuando y donde tenía que aparecer.Herreros añadió puntos a su prestación durante la segunda parte, pero además dio movilidad y velocidad a su ataque. Hasta entonces la sucesión de estrategias había vuelto loco a la decena de jugadores que Luyk alternaba casi constantemente desde el partido. El partido comenzó y terminó de la misma manera, movido en distancias muy cortas y en marcadores bajísimos. A Luyk le bastó con eso, con tener a su rival a tiro y aguantar sus arreones a duras penas. El espectáculo por momentos se volvió lastimero y en los cinco primeros minutos sólo se anotaron diez puntos. El técnico del Madrid se embarcó en la faena de dar con su cinco ideal y en ocho minutos había utilizado una decena de jugadores. La histeria comenzaba a ser colectiva y el Fórum se encontró con sus mejores minutos. El equipo vallisoletano llegó a soñar entonces con una victoria que daría una nueva dimensión a su existencia, pero la pretemporada repleta de problemas, de impagos, de cambios en la directiva, es un lastre que va a tardar mucho tiempo en desaparecer.

FÓRUM VALLADOLID 52

REAL MADRID 62Fórum Valladolid: Reyes (6), Lalo García ( 3), Llorente (8), Caldwell (3), Raúl Pérez (1), Marco ( 4), Nickerson (9), Llorens (2), O´ Bannon (16). Real Madrid: Angulo (3), Struelens (6) Beard (15) , Lasa (2), Victoriano (8), Santos, Herreros (24), Luyk, Iturbe, Bobby Martin (4). Árbitros: Amoros, Guillen y Rosado. Unos 4.000 espectadores en Pisuerga.

Herreros anotó todo lo que le llegó a las manos y cuando la faena estaba hecha apareció Lasa para controlar los últimos coletazos. Fue lo único coherente que puso el Madrid en la cancha: Tanocka Beard falló canastas facilonas, Struelens se quedó casi en blanco, Santos no tomó responsabilidades y Bobby Martin no encontró la ocasión para lucirse aunque le dieron algunas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de septiembre de 1998