Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Vuelta a Portugal expulsa a cuatro corredores italianos por dopaje

Lisboa / Lausana

Mientras cinco altos cargos de la UCI debatían ayer en Lausana con ocho corredores (algunos, como Induráin, ya retirados)sobre la crítica situación del ciclismo, en la Vuelta a Portugal otro escándalo volvía a explotar sobre el deporte de la bicicleta: cuatro corredores italianos, del Mobilvetta, fueron expulsados tras comprobar los resultados (indicios de EPO) de los análisis de sangre a los que fueron sometidos por sorpresa. Otro italiano, Francesco Casagrande (Cofidis) dio positivo en un control antidopaje realizado en mayo durante el Tour de Romandía.

El examen realizado en la Vuelta a Portugal a los ciclistas italianos mostró una proporción de glóbulos rojos superior en un 50 por ciento a los autorizados, lo que puede ser consecuencia, según el equipo médico de la Unión Ciclista Internacional que realizó los análisis, de la utilización de la hormona sintética EPO. Y en consecuencia, la UCI consideró que los corredores Alberati, Recinelle, Monzoni y Ragnetti no eran "aptos" para seguir. Los médicos también visitaron las habitaciones del equipo portugués LA-Pecol (cuyo corredor, Pedro Lopes, ganó la etapa y se puso líder), el checo ZVVZ-DLD y el italiano Kross-Selle Italia.

Positivo de Casagrande

También se confirmó ayer un nuevo positivo, el que dio Francesco Casagrande en un control antidopaje durante el Tour de Romandía -ya dio positivo en la Vuelta al Trentino-, y el Cofidis, su equipo, ha anunciado su intención de romper su compromiso con el ciclista italiano.Mientras saltaban estos nuevos escándalos, una representación de corredores, con sensibles ausencias, se reunía durante cinco horas con directivos de la UCI para debatir sobre el futuro tratamiento del dopaje después de lo ocurrido en el Tour. En principio, todos se pusieron de acuerdo en intensificar los controles y en hacer una profunda reflexión, pero Laurent Jalabert matizó: "Las cosas no se arreglan en cuatro días y tampoco hay muchas soluciones posibles. Se trata de intentar dar una mejor imagen; ahora la tenemos muy mala".

La UCI anunciará mañana el plan contra el dopaje que ha diseñado y cuyo contenido ha discutido durante los últimos días.

Asistieron al debate de ayer Miguel Induráin, Maurizio Fondriest (pero no las Asociaciones de Ciclistas de España e Italia), Stephen Heulot, Laurent Jalabert, Luc Leblanc, Pascal Richard, Tomy Rominger y Johan Bruyneel. La UCI estaba representada por su presidente, Hein Verbruggen, su vicepresidente, Daniel Baal, y otros tres directivos. Por otro lado, José María Arroyo, el presidente de la ONCE, aseguró que exigirá "garantías" antes de consentir que su equipo participe en el Tour 99 y en otras carreras francesas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de agosto de 1998

Más información

  • Cumbre en Lausana para tratar de rescatar al ciclismo de su situación actual