Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

MERCEDES GONZÁLEZ DEPORTISTA "Cuando gané una prueba, los hombres no lo podían creer"

Mercedes González nació en Madrid y tiene pasaporte español, pero no puede evitar que su acento delate los 28 años que lleva viviendo en California. En la actualidad, es la décima clasificada en la Copa del Mundo de Mountain Bikes, cuya sexta prueba se corre este fin de semana en Sierra Nevada. Emigró con su padre, dibujante de Disney y Hanna Barbera entre otras factorías, y en Estados Unidos emprendió una carrera inimaginable en España: 9 títulos femeninos de motocross y tres años como piloto de coches de rallys indoor. Pregunta. Su vida parece haber ido sobre ruedas. ¿Cómo dio el salto de las motos y los coches a las bicicletas? Respuesta. Durante los veinte años que competí en motocross entrenaba a diario con la bici. Así que probé a correr en 1994, al año siguiente me convertí en profesional y fui segunda en los Campeonatos del Mundo. P. ¿Podría haber practicado estos deportes en España? R. No, aquí las propias mujeres los consideran como actividades para hombres. Y en Estados Unidos tampoco es algo muy común, aunque sí está bastante más aceptado. Pero creo que está cambiando. Cada vez hay más españolas en el circuito de mountain bikes. P. ¿Ha competido en España en otras ocasiones? R. Esta es la segunda vez que corro la Copa del Mundo de bikes en Sierra Nevada. P. ¿Y con coches o motos? R. Sí, en 1983 vine a correr dos carreras de motocross en Guadalajara. Era la única mujer y gané a todos los hombres. Es cierto que se trataba sólo de una carrera regional, pero se quedaron asombrados de que una mujer los venciera. Me miraban como a un fantasma, no lo podían creer. P. ¿Qué le parece la sierra granadina como sede? R. Los circuitos son fantásticos y muy seguros. La organización es muy seria y ha trabajado mucho para que sea una de las mejores sedes. Creo que junto a Quebec y otra estación de Francia, Sierra Nevada es uno de los mejores lugares del mundo y lo demostrará en los Campeonatos del Mundo del año 2000. P. ¿Afecta la altura a los corredores? R. Sí, el cuerpo tiene que adaptarse y por eso he venido unos días antes. Pero no es algo determinante, porque afecta a todos por igual. P. ¿Puede pasar en el circuito de bicicleta de montaña algo parecido a lo ocurrido en el Tour con el dopaje? R. Nunca se sabe, aunque el dopping no está extendido en las mountain bikes porque es un deporte que no requiere tanta fuerza física como el ciclismo en ruta. La prueba de descenso, por ejemplo, es pura técnica y habilidad, y ahí los medicamentos no te pueden ayudar en nada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de agosto de 1998