Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TOUR 98

Nicolás Terrados, un científico del deporte

Nicolás Terrados no es un cantamañanas ni uno de tantos que pululan por el submundo del deporte haciéndose ricos con la venta de pócimas milagrosas. Terrados, el médico del ONCE detenido en Chambéry, es un científico del deporte. Un estudioso de la preparación física. Ha colaborado con el Comité Olímpico Español y colabora con una prestigiosa universidad sueca. Ha sido pionero en España de la puesta en práctica del entrenamiento en altitud y es, en ese campo, una de las eminencias europeas. Ha estudiado en Kenia la fisiología de los mediofondistas africanos y en Escandinavia los métodos de entrenamiento de los esquiadores de fondo. Y ha sido pionero con el ONCE en la aplicación del entrenamiento de pesas y de la musculación invernal.

Hace días recordaba el registro que sufrió el equipo en la París-Niza y cómo la policía no encontró nada. "La ONCE es un equipo limpio que nunca, y ha pasado más de 500 controles antidopaje, ha tenido un positivo", contaba orgulloso. "Lo que pasa es que pueden registrarnos y encontrarnos gran cantidad de sueros que usamos para recuperar a los ciclistas y que no están prohibidos. Pero pueden decir que es una cantidad excesiva y que me dedico al contrabando". Minutos después llegó la policía.

Poco antes de ser trasladado a comisaría, Terrados, un joven asturiano, explicó que en una reunión que habían tenido el día anterior todos los médicos de los equipos, los italianos habían intentado lograr que todos dejaran la carrera. Un par de ellos (Testa, del Asics, y Tarsi, del Casino), de hecho, se fueron sin anunciarlo. "Yo dije que no me iba, que no podía abandonar al equipo en plena carrera, que estaba aquí para atender a los corredores y curarlos en caso de enfermedad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 31 de julio de 1998