Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fácil goleada

Primera victoria, por 5-0, del Real Madrid ante el modesto Nyon

Como en todos los inicios de pretemporada, pocas conclusiones pudo sacar Guus Hiddink de su estreno en el banquillo. El partido ante el modesto Nyonnais fue un entrenamiento en el que la superioridad de los jugadores madridistas impidió ver poco más allá del contundente 5-0 del marcador. Los autores de los goles fueron Savio, Guti y Mista, estos dos últimos por partida doble.De salida, Hiddink puso a nueve jugadores del primer equipo acompañados de dos jóvenes: Illgner en la portería; Panucci, Fernando Sanz, Sanchis y Rojas en defensa; Redondo, Jaime, Víctor y Amavisca en medio campo; Savio y Tote como delanteros. El 4-4-2 de circunstancias propuesto por el técnico holandés se asentaba en dos medios centros, Redondo y Jaime, que se bastaron para controlar al rival y dominar el juego. Lo mejor de lo poco que hizo el Madrid en ataque fue obra de Savio, que jugó de extremo zurdo a la antigua usanza. La presencia del joven Tote en la punta de ataque supuso una agradable sorpresa, con buenos movimientos y facilidad en el regate.

En general, se vio un equipo que toca mucho el balón, no abusa del pelotazo y busca con frecuencia las bandas, aunque la derecha ayer quedó inédita. El equipo de Hiddink creó cuatro ocasiones de gol en el primer tiempo y se fue al descanso sin haber recibido un solo disparo en su portería, algo normal viendo la entidad del contrario.

La segunda mitad estuvo repleta de cambios y el juego, aunque siguió controlado por el Madrid, fue bastante más descontrolado. Una de las noticias buenas de este periodo fue la vuelta de Karanka al equipo. El defensa vasco parece totalmente recuperado de su problema cardiaco, aunque acusa la falta de actividad. Los jóvenes que entraron en este periodo, capitaneados por Guti, metieron velocidad al partido y consiguieron cuatro goles más.

Habrá que esperar a la incorporación de los jugadores mundialistas para tener una idea fidedigna de cómo será el Madrid de Hiddink. El propio técnico reconoció al final del partido que "todavía no puedo exigir a los jugadores lo que quiero de ellos. Es muy pronto y la gente acusa el cansancio de los primeros entrenamientos de pretemporada". El próximo viernes se jugará otro amistoso ante un modesto equipo de la Tercera División suiza, el Chenois, y todavía habrá muchas ausencias en el equipo blanco.

A este partido estaba prevista la asistencia de Lorenzo Sanz, pero al final el presidente blanco no se personará en la concentración hasta la próxima semana.

En el día de ayer se incorporó al trabajo de pretemporada el portugués Edgar, un media punta de 20 años procedente del Benfica que el Madrid fichó en febrero. En principio, el club tiene pensado que Edgar inicie la temporada con el equipo de la Segunda B, aunque la ilusión del portugués es otra: "Vengo de un gran equipo como el Benfica y espero estar en la primera plantilla".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de julio de 1998