_
_
_
_

"Es innegociable la idea, no el sistema"

Sacchi niega que su propuesta anteponga el sistema táctico a las características de los jugadores. "Lo innegociable es la idea", dice, "no el sistema". "Un sistema no es bueno", añade, "si no se corresponde con las cualidades de los futbolistas. Por eso usé uno en el Parma, otro en el Milan, otro en la selección... Y en el Atlético, no sé: debemos buscar la situación más útil para los jugadores que tenemos. Ahora estamos intentando un dibujo con defensa de tres, pero lo mismo jugamos con cuatro. Lo que no variará nunca es la idea".Y su idea de fútbol consiste "en un fútbol de ataque" que explica así: "La posesión de balón no es fútbol de ataque, sino de defensa. La estadística dice que el 90% de los goles se hace en cinco pases y el 50, en dos o tres. Si yo retengo la pelota, no ataco. El balón debo jugarlo enseguida. Creo en la velocidad, en tener la inicativa, en robar la pelota, en un equipo organizado... Si lo hacemos bien, nuestra posibilidades serán mayores, la afición se divertirá y nosotros también. El fútbol es un juego de ataque y movimiento, y el pase debe ser hacia adelante. Yo espero un juego de mucho ritmo: cuanto más movimiento y más velocidad, más espectáculo y más posibilidad de ganar. La idea es ésta y será la misma siempre que yo entrene".

Más información
"No soy un sargento de hierro"

¿Corre peligro la libertad del jugador dentro del campo? Sacchi asegura que no. "El jugador no debe tener miedo, sino tranquilidad. Si los futbolistas no se ayudan tanto en defensa como en ataque no hay tranquilidad, y sin tranquilidad no hay fantasía. Si el equipo se posiciona bien todo es más fácil. Si no, el jugador duda, teme. En el Milan todos se ayudaban para que la defensa rival no pudiera pasar bien a los centrocampistas y para que éstos no pudieran pasar a los delanteros. Y nuestra defensa sabía que estando cerca de todo el equipo, la ayuda podía llegar enseguida. Y en ataque lo mismo: si todos están parados, adiós fantasía. La fantasía sólo es fácil si el que tiene la pelota tiene compañeros atrás y delante, unos que van y otros que vienen, compañeros que vienen... Es una cuestión de generosidad no de libertad".

La presión es una palabra clave en su modelo,"porque para tener la iniciativa hay que recuperar la pelota enseguida", pero realizada en el momento adecuado. "Es un error presionar a destiempo o desubicado. Pero también es un error no presionar cuando sí se puede. Es como el ataque: si un jugador tiene la pelota, su primera idea debe ser lanzar un pase a la espalda del defensa. Si no puede, segunda opción: jugar hacia adelante, pero al pie. Si tampoco, tercera vía: pase lateral. Y si no, atrás. Pero si un jugador que puede jugar hacia adelante me juega atrás le está dando una ventaja al contrario. Saber qué es lo mejor en cada momento es la clave. Y por eso es importante el entrenamiento. Para que estas decisiones resulten más naturales".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_