Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La convulsión de Ronaldo provocó un escándalo en el hotel de París

Paul Chevalier, director del hotel de la región parisiense de Lesigny en el que se alojó la selección de Brasil durante el Mundial, explicó ayer el estado de locura que se produjo en el establecimiento instantes después de que Ronaldo sufriera los síntomas parecidos a un ataque de epilepsia. "Se produjo un estado de locura general, con gritos que despertaron a todos los jugadores que estaban haciendo la siesta", manifestó Chevalier en una entrevista en France Info. "Aparentemente, Ronaldo sufrió una crisis de epilepsia, todavía no lo sabemos a ciencia cierta. Ello creó un ambiene terrible alrededor de este equipo y ello se reflejó después sobre el terreno de juego".El director del hotel de Lesigny pormenorizó lo acontecido el domingo al mediodía, pocas horas antes de que se disputara la final: "Yo estaba en mi despacho y al principio pensé que algún intruso había entrado en el hotel porque todos los miembros de seguridad corrieron hacia la habitación de Ronaldo. Como estamos en un parque, pude ver a través de la ventana a mucha gente reunida en torno a Ronaldo. Hubo momentos en los que se oyó que decían: muerto, muerto, muerto".

"Después", prosiguió el relato de Chevalier, "todo el equipo quedó traumatizado por el episodio. Por regla general, cuando los brasileños se iban al campo lo hacían en medio de una fiesta. Pero ese día, cuando se fueron del hotel, entre las seis y las seis y media, había un gran silencio en el autobús y, nosotros, que les conocemos bien, comprendimos en ese momento que no había cohesión y que iban a perder la final de la Copa del Mundo".

Ronaldo -que la noche de la derrota ante Francia se durmió abrazado a su padre en la mansión que el jugador alquiló cerca del lugar de concentración- llegó el martes al aeropuerto de Río de Janeiro con Zagalo y ocho jugadores más, y de inmediato viajó en helicóptero a Angra dos Reis, a unos 150 kilómetros de Río, donde descansará varios días. Ronaldo, acompañado de dos agentes y un perro blanco, con gestos de cansancio y caminando muy despacio, no quiso hacer declaraciones, aunque mostró su sonrisa habitual.

Críticas contra Brasil

Ayer, la Asociación de Jugadores Italianos calificó de "irresponsable" la forma en que se llevó el caso Ronaldo. "El asunto saca de nuevo a la palestra el problema de la salud de los jugadores, sobre todo durante los grandes torneos internacionales. En el Mundial94 los jugadores ya fueron obligados a soportar condiciones al límite de las posibilidades humanas", afirmó ayer en Vicenza el presidente de la asociación de jugadores, Sergio Campana.El martes, el presidente del Inter de Milán, Massimo Moratti, criticó con dureza a los dirigentes brasileños, a los que culpó de haber tenido un comportamiento que hubiera podido tener graves consecuencias para el delantero del conjunto interista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de julio de 1998