GENTE

EL CUERPO DE RUBY

Ruby, la nueva modelo lanzada a la fama por la casa británica de cosméticos ecologistas Body Shop, no desfilará nunca por una pasarela. Aun así, destaca por encima del resto. De formas generosísimas y rostro feliz, está lejos de parecerse a sus estilizadas colegas de verdad. Y es que Ruby es una muñeca de plástico blando y rosa y cabello de fuego, ideada por la firma para quebrar "la tiranía de la industria de la belleza". La figurita, que aparece en su nueva campaña publicitaria, está contenta con su talla y no trata de engañarse con promesas de juventud eterna ni ungüentos mágicos. "Tratamos de mostrarle al cliente las trampas de estereotipos que obligan incluso a recurrir a la cirugía estética", ha dicho Anita Roddick, fundadora de la compañía. Ella y su equipo sabrán muy pronto si las compradoras recuperarán el amor propio frente a una oronda muñeca o adquiriendo cremas que proporcionan una sensación de felicidad algo más que dérmica.-

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS