Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Curso de inglés

Había decidido por fin enviar a mi hijo a hacer un curso de inglés a Londres. Y lo embarqué en el vuelo JK8607 el 28 de junio de 1998. Le convencí de que a cualquier pregunta acerca del orden hispano debía responder con orgullo que España va bien.Con la seguridad que nos da ser europeos de primera, metí en la maleta de mi hijo, además de la ropa correspondiente, las medicinas antiasmáticas que debía tomar. La maleta no llegó nunca a Londres. El día 1 de julio de 1998, que tenía que volver al aeropuerto después de recorrer todos los mostradores y seguir el orden natural de los tiempos que corren, entré por una puerta a una sala de vuelos internacionales que estaba prohibida la entrada y, entre un montón de masas deformes, tuve la suerte de divisar mi maleta, sin asas, abierta, rota. Me dirigí al empleado del mostrador y, muy amable, me indicó que no sólo no necesitaba ninguna acreditación para llevármela, sino que si hubiera querido podría haber dispuesto de todas.

Los seguros dicen que no pagan porque ya paga Iberia; ésta tampoco paga porque la culpa es de AENA; ésta dice que para 30.000 maletas de nada tampoco hay que ponerse así, el policía que recibió mi denuncia tiene cara y modales de paciente escribidor torturado y, a todo esto, mi niño sin medicinas en Londres diciendo a todo el mundo que España va bien. Parafraseando a Hammett, no me había reído tanto desde el día que un cerdo le comió el brazo a mi hermanito.- .

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS