Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FRANCIA 98

¿El último Mundial de Zubizarreta?

Lo dejó caer como quien no quiere la cosa.-"¿Es más especial este Mundial al ser el último de su carrera?", le preguntó un periodista.

Zubizarreta, de 36 años, se lanzó a elucubrar. "Todo Mundial es siempre el último", dijo enigmático. "Ni los más jóvenes pueden saber seguro si van a disputar más Mundiales. Así que no es nada especial".

Pero el portero vasco, el jugador más veces internacional del fútbol español (123, desde su debú en 1985), no se quedó ahí. Cuando le dijeron que, de todas maneras, era su última oportunidad de ganar un Mundial, a Zubizarreta le dio por citar al guardameta italiano Dino Zoff y por recordar que había logrado ganar el Mundial a los 40 años (en España 82). Había abierto, hábilmente, la puerta al debate.

Y por ese camino siguió.

-"Sí, es verdad", le dijo un periodista italiano. "También Zoff anunció que se retiraba después del Mundial de 1978, y luego siguió".

-"La diferencia es", le respondió Zubizarreta, "que yo no he anunciado mi retirada. En Tenerife simplemente dije que no seguiría ni en el Valencia ni en la Liga española, pero cuando queda un Mundial por delante no se puede hablar de retirada. No sé lo que va a pasar después del 12 de julio. Nunca se puede saber. También pensaba que después de la final de la Copa de Europa de 1994 mi vida iba a ser otra. Y mira lo qué pasó".

Abrió la puerta al debate Zubizarreta y la dejó entreabierta sobre su futuro. Todo envuelto en consideraciones cuasi filosóficas. "Nunca cierro una puerta", dijo. "Hay veces en que cuando te llega el momento de tomar una decisión tomas la contraria de la que siempre habías pensado que tomarías". Toma ya.

Pero que no se animen los optimistas, ni los amantes de las leyendas legendarias. Zubizarreta no decidirá por sí mismo (necesita ofertas de algún club, cosa que aún no tiene) y no tomará la decisión definitiva por engreimiento o capricho: "Hay que ser honesto con uno mismo y no jugar con lo más importante que tiene un futbolista, su prestigio".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de junio de 1998