Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

PRECEDENTE PARA EL HEREDERO HOLANDÉS

El príncipe Mauricio de Holanda, sobrino de la reina Beatriz, y su amada Marylene van den Broek lo han conseguido. Por primera vez en la historia, el Parlamento del país ha dado su consentimiento para que un heredero al trono-Mauricio es el quinto con derecho a la sucesión- se case con una joven que, además de plebeya, es de religión católica. Cuando las tías de Mauricio Irene y Cristina decidieron años atrás casarse con sendos católicos y prescindieron del consentimiento de ambas Cámaras, como exige la ley holandesa, perdieron el derecho a ceñirse, si llegara el caso, algún día la corona. Ahora, todos los partidos votaron a favor, con la única excepción del Partido Reformista Protestante, que no considera de recibo que la joven, hija del comisario europeo Hans van den Broek, no se convierta. La autorización puede servir de precedente al delfín holandés Guillermo, que desde hace años sale con una muchacha hija de un dentista y también católica-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de abril de 1998