FÚTBOL 31ª JORNADA DE LIGA

Zaragoza y Sporting niegan el fútbol

"Cada día me aburro más". Por rumbas, el público de La Romareda expresó con humor su opinión sobre el penoso espectáculo ofrecido por Zaragoza y Sporting. Fueron noventa minutos de negación del fútbol, de ausencia de espectáculo, de criterio y hasta de tensión. Ni siquiera la igualada en el marcador sirvió para mantener la emoción y es qué ambos equipos evidenciaron con claridad que la falta de gol que les ha perseguido durante toda la temporada es una carencia irresoluble con los jugadores actuales.Un renovado Sporting, cuajado de jugadores procedentes de Mareo, puso el poco fútbol que pudo verse. Jugando con tranquilidad, sin prisas, pero con enorme fuerza física y ciertas dosis de dureza, el conjunto asturiano llegó con facilidad hasta las inmediaciones de Juanmi. No tuvo gol exclusivamente por la inocencia de su pareja de atacantes, aunque fue claro merecedor del triunfo.

Es cierto que los gijoneses se vieron beneficiados por las facilidades de un Zaragoza desordenado, sin profundidad y, sobre todo, sin el menor interés por el partido.

Novoa, para despejar dudas, dio entrada en el segundo periodo a Tcherischev y David Cano y el cuadro asturiano encerró en su campo al Zaragoza. Las únicas ocasiones fueron del equipo visitante, pero Mario y José Manuel se encontraron, en las más claras, con un inspirado Juanmi.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 29 de marzo de 1998.

Lo más visto en...

Top 50