Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una victoria necesaria, pero no suficiente

Barcelona y Estudiantes necesitan ganar para no ser eliminados de la Liga Europea

La pericia, el talento y unos biorritmos máximos van a resultar imprescindibles para que el Barça y el Estudiantes se mantengan con vida en la Euroliga de baloncesto. Los dos equipos españoles precisan hoy el triunfo ante el CSKA en el Palau Blaugrana (20.30, Canal 33) y ante el Kinder en el Palacio de la Comunidad de Madrid (19.30, La 2) para evitar una eliminación prematura y forzar un tercer y decisivo encuentro en Moscú y en Bolonia. En juego estará el pase de los dos representantes españoles -eliminado ya el Real Madrid en la liguilla- a los cuartos de final de una competición cuya final four suspira más que nunca por su presencia ya que se jugará del 21 al 23 de abril en el Palau Sant Jordi.El Barcelona se demostró a sí mismo y pese a que dejó escapar una ocasión de oro en Moscú donde cayó el martes en la prórroga por 81-79, que posee el potencial suficiente para superar al CSKA. Ahora bien, tendrá que corregir errores. El primero, no bajar de un mínimo nivel como pasó en los últimos siete minutos en la cancha moscovita en los que perdió nueve puntos de ventaja. En segundo lugar, encontrar la forma de igualar cuanto menos su estadística reboteadora frente al CKSA. Y en tercer lugar, no perder tantas posesiones de balón -18- como en el partido del martes.

Estudiantes tiene por delante una tarea títánica para lograr clasificarse. El Kinder Bolonia ratificó en su pista que es hoy por hoy el gran favorito para el título al derrotar por 86-62 a los del Maeztu. El Estudiantes vislumbró alguna posibilidad en la segunda parte, pero el partido dejó patente que hay mucha diferencia de potencial. No parece Estudiantes tener capacidad suficiente para intimidar al líder italiano.

El Estudiantes mostró ganas en Bolonia, disfrutó de algunos minutos de buen juego, estuvo a punto de ponerse por delante, pero terminó cayendo en picado. La diferencia de plantilla es elocuente y la diferencia de ambición, también. El Estudiantes no es un equipo que ambicione este título, pero sí el Kinder Bolonia, que ha hecho una inversión multimillonaria para darle este título a Italia, título que no conoce desde los primeros años ochenta. El Kinder es una apuesta en toda regla, después del fallido intento de los Benetton con Kukoc.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de marzo de 1998