Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La selección catalana, de fútbol quiere dar un golpe de efecto con un amistoso ante Bulgaria

El amistoso que jugará esta noche en el estadio olímpico de Montjuïc una selección catalana ante Bulgaria (20.45, TV-3) es para sus impulsores el mejor de los reclamos para reivindicar lo que hoy por hoy es una utopía: que las selecciones catalanas puedan participar en competiciones internacionales oficiales. El objetivo es conseguir el máximo eco a nivel internacional. Menor intensidad tendrán otros dos encuentros con selecciones autonómicas: Cantabria jugará hoy ante Letonia para recaudar fondos para el fútbol base y Euskadi lo hará el jueves ante Yugoslavia.

Los mejores jugadores catalanes -se entiende por ellos los nacidos en Cataluña y también los que han desarrollado en equipos catalanes la mayor parte de su carrera- han respondido positivamente a la convocatoria del seleccionador, Pichi Alonso, y a pesar de la lesión que le impedirá a Guardiola capitanear el combinado, el jugador azulgrana estará presente hoy en el estadio. El principal contratiempo fue ayer la negativa del Atlético de Madrid a ceder a sus jugadores a la selección catalana. Ello impedirá que Roberto y Lardín actúen hoy en Montjüic. En la tarde de ayer se habían vendido unas 10.000 entradas para el partido. Formará parte de esa selección por segunda vez Jordi Cruyff.La Federación Catalana de Futbol, que preside Antoni Puyol, a su vez vicepresidente de la Federación Española, no ha reparado en esfuerzos. El presupuesto del partido asciende a 35 millones de pesetas. Un buen número de autoridades catalanas, empezando por el presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, estarán presentes hoy en el partido.

El objetivo es conseguir el máximo eco a nivel internacional y también reactivar la actividad de una selección catalana de fútbol que en los últimos 25 años sólo ha disputado tres encuentros: en 1976 contra Rusia, un homenaje a Kubala en 1993 y el último en junio de 1996 contra el Barcelona.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), después de un recurso del Consejo Superior de Deportes, en enero de este año declaró nulos dos artículos de un decreto de la Generalitat de 1994, y echó por tierra la aspiración de los sectores nacionalistas de que las selecciones catalanas tengan reconocimiento internacional.

Diferentes federaciones catalanas han impulsado actividades a nivel internacional. Una de las que más se ha significado ha sido la de rugby -se disputó un amistoso Cataluña-Francia en mayo-, pero ha tenido que frenar sus pretensiones por la disminución en un 30% de sus recursos. La Unión de Federaciones Deportivas Catalanas (UFEC), que preside David Moner, busca recursos para conseguir más actividad internacional.

Cantabria y Euskadi

Otras dos seleciones tendrán actividad esta semana, pero sin el calado político de la catalana. Cantabria juega hoy (20.30 horas, El Sardinero) su primer partido internacional como selección frente al representativo de Letonia, a beneficio del fútbol base cántabro, según informa El ex internacional Paco Gento, seleccionador del combinado de su región, ha encontrado más dificultades de las esperadas para reunir a todos los jugadores que pensaba alinear en un principio. Un escollo que le salió al paso fue la negativa del Athletic de Bilbao a ceder a su jugador Mario Bermejo, bajo la excusa de tener "otros compromisos". Hijo de padre vasco y de madre cántabra, Mario Bermejo, nacido en Santander hace 19 años, se hizo futbolista en las secciones inferiores del Racing, a cuya disciplina dejó de pertenecer el -año pasado tras haber pagado el club vasco 50 millones al Racing por su traspaso. Por tanto, en Cantabria se piensa que hay una razón de fondo, que atraviesa a la propia filosofía del club bilbaíno -el Athletic sólo juega con jugadores vascos por encima de toda sospecha- detrás de la negativa dada a Mario Bermejo. Un jugador que sí estará presente es Iván de la Peña.Euskadi ha hecho de estos partidos una tradición. Disputará el viernes (20.30 horas, ETB-1) un partido más en su larga trayectoria, desde 1930, ante un rival de primer rango aunque plagado de jugadores meritorios, según informa Eduardo O. de Arri. Euskadi servirá al técnico de Yugoslavia para disipar dudas en la lista que enviará al Mundial. No estarán los mejores, pero sí jugadores conocidos como los españoles Kovacevic, Ciric y Bogdanovic. Euskadi, nutrida fundamentalmente por el Athletic y la Real Sociedad, es la selección autonómica más activa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de diciembre de 1997

Más información

  • Cantabria juega hoy ante Letonia, y Euskadi, el jueves ante Yugoslavia