Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Anguita consuma sus amenazas y fuerza la ruptura de Izquierda Unida

Fue fiel a su compromiso. Dijo que hasta el 10 de septiembre no iba a afrontar la crisis de Izquierda Unida, y así fue. Julio Anguita reunió ayer a la Presidencia Federal y cortó por lo sano con los disidentes. Expulsa a Nueva Izquierda como partido integrado en la coalición, rompe relaciones con Iniciativa per Catalunya y repudia a Esquerda Unida-Esquerda Galega. Antes de fin de mes, la ruptura de la izquierda quedará consumada en la reunión del Consejo Político.

MÁS INFORMACIÓN

La "campaña de insultos" que "destacados miembros" de Nueva Izquierda han dirigido a la dirección de IU es el pretexto invocado por la Presidencia Federal para anunciar que las relaciones con la formación que encabezan Cristina Almeida y Diego López Garrido han terminado "política y parlamentariamente".El mismo precio pagará Esquerda Unida-Esquerda Galega, dirigida por Anxo Guerreiro, por haberse sumado a la candidatura del PSOE para las elecciones autonómicas del 19 de octubre. EU-EG será sustituida como "fuerza hermana en Galicia" por otra que surgirá el próximo sábado, formada íntegramente por leales a Anguita.

En la misma tacada incluyó a Iniciativa per Catalunya, cuyo líder, Rafael Ribó, compartía en esos momentos rueda de prensa con Guerreiro en Santiago de Compostela. Ribó será recibido si insiste en reunirse con la cúpula de IU, pero se le impone como condición "imprescindible" que no haga campaña a favor de Guerreiro. Ribó ya ha respondido. No acepta condiciones y se proclama fiel a Esquerda-Unida "hasta el final". Páginas 13 y 14

Editorial en la página 10

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de septiembre de 1997

Más información

  • Expulsa a Nueva Izquierda y corta con sus socios catalanes y gallegos