Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barça decide el rumbo del curso en la Liga de Campeones

Las bajas y un equipo incompleto dan al Skonto una trascendencia inesperada

El Skonto, un modesto club báltico fundado hace apenas seis años, ha avivado los miedos más ancestrales del Barça. Louis Van Gaal, el flamante entrenador procedente del admirado Ajax, acostumbrado a medirse ante los más grandes, tiene ante sí una cita plagada de trampas. Su debú en la ronda preliminar de la Liga de Campeones ante el Skonto de Riga, esta noche en el Camp Nou (21.30 horas, La 2 y autonómicas), no admite error: o elimina a los bálticos o arrastrará el fiasco toda la temporada. "¿Miedo yo?", se preguntó el entrenador. "No, tengo mucha confianza, pero tampoco cierro los ojos a la realidad... Cuando escondes la verdad tienes pocas posibilidades de aprender".

El Barça cerró la temporada pasada ganando la Copa del Rey y no tardó ni un día en presentar al nuevo entrenador tras conceder casi un retiro dorado a Bobby Robson. La marcha de Ronaldo quebró todos los planes. Van Gaal se encontró de pronto sin la mejor garantía y ya avisó entonces que carecía de muy poco tiempo para preparar su debú. Ayer lo volvió a repetir. "¿Está el equipo preparado para afrontar la eliminatoria?", le preguntó un periodista. El Barça ha estado lejos de seducir en los cuatro amistosos que ha disputado -tres victorias y un empate-, pero nadie imaginaba una respuesta así. Un "¡no!" seco y contundente resonó en la sala de prensa. Van Gaal se quejó de que debe encontrar aún el mejor sistema -arrancará con el sistema de Robson- y deslizó que para actuar con tres defensas, como en el Ajax, precisa de un extremo izquierdo.

MÁS INFORMACIÓN

"Pienso esperar hasta el último minuto del día 15 [fecha límite para inscribir a un jugador en la Liga de Campeones] para esperar un jugador... Podrían ustedes [los periodistas] sugerirme un nombre, ya que tantos escriben", dijo el entrenador. Fue toda una declaración de intenciones de que el Barça no podrá parecerse al Ajax si la directiva no contrata a un extremo izquierdo. Las negociaciones para fichar al brasileño Denilson están rotas y el mensaje ya está en el despacho del presidente Josep Lluís Núñez. No sería de extrañar una nueva contratación.

Sin un estilo definido y con la urgencia de no fallar -el técnico dijo que necesitará tres meses para que los jugadores aprendan la filosofía del Ajax-, Van Gaal ha visto como se le acumulan otros problemas sobre la mesa. Anderson, el recambio brasileño de Ronaldo, está convocado por primera vez con Brasil y Nadal e Iván de la Peña están sancionados. Baía pasó ayer por el quirófano y Hesp, el holandés procedente del Roda, debutará bajo los palos. El francés Dugarry, otro fichaje, es baja también porque sufre una elongación.

Pese a su declaración casi alarmista, Van Gaal afirmó que el Barça debe respetar al Skonto -la plantilla iba a repasar ayer varios vídeos-, pero tiene que pasar la eliminatoria. "Que no espere nadie ver al mejor Barça de los últimos años", advirtió. Y acabó por lanzar una invitación al público para evitar que el equipo juegue acompañado de cemento: "Sé que mucha gente está de vacaciones, pero si pueden venir 90.000 personas a ver un entrenamiento [el día de la presentación], también pueden hacerlo hoy".

Alineaciones:

Barça: Hesp; Reiziger, Abelardo, Couto, Sergi; Guardiola, Luis Enrique; Amunike o Stoichkov, Ciric, Figo y Giovanni.

Skonto: Kolinko; Shevlyakov, Stepanov, Silagadze, Ivanov; Astafyev, Pakhar, Zemlinsky; Babichev; Mikholap y Koiesnichenko.

Árbitro: Fernand Mes (Bélgica).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de agosto de 1997