Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

UN ÁNGEL GUARDIÁN NAVEGANTE

El puerto tinerfeño de Los Cristianos se vistió de gala para recibir a un aventurero que hace ocho meses partía desde ese mismo punto a bordo de su velero con el objetivo de dar la vuelta al mundo en solitario. Eloy Garcia, de 67 años, ha coronado con éxito su hazaña después de 25.000 millas de trayecto, con la única compañía de su perro Grumete y del inmenso mar que le ha rodeado durante las largas horas de navegación, excepto en las 18 escalas que tuvo que realizar. A su llegada a Tenerife, Eloy García dijo sentirse feliz por su viaje y por el gran recibimiento del que fue objeto en el puerto del sur de la isla. Rodeado por sus resignados familiares y numerosos amigos, dijo que la travesía había ido en general muy bien, salvo los problemas que tuvo durante dos o tres semanas, cuando finalizaba su recorrido por el Pacífico. Pese a los avatares propios de este tipo de cruceros, siempre estuvo seguro de conseguir la meta. Para ello contó con la inestimable ayuda de su "ángel guardián navegante", que, según dijo, le protegió durante todo el viaje.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de junio de 1997