CICLISMO

El Giro entra en su semana decisiva bajo la lluvia

Baronti gana la etapa mientras crecen las dudas sobre la capacidad de Tonkov

Pável Tonkov, líder hasta el sábado, habla de error táctico, pero, cuando el Giro entra en su semana decisiva -tres etapas de alta montaña de jueves a sábado y una contrarreloj de 39 kilómetros el miércoles- bajo la lluvia y el frío, en la caravana de la carrera rosa se ha instalado un debate teórico sobre la capacidad del ruso para desbancar a Ivan Gotti del liderato. La discusión es puramente teórica porque, como se vio ayer en la l5ª etapa, las condiciones meteorológicas pueden tener más que ver con el desenlace de la ronda que las capacidades físicas de los ciclistas. El viejo Alessandro Baronti (30 años, aunque sólo dos de profesional) llegó escapado a Borgomanero con Casagrande, Savoldelli y Forconi y ganó la etapa, dando así el primer triunfo de la temporada al malhadado equipo Asics, el del Chiappucci ausente (hematocrito alto) y el Zaina retirado (inflamación de próstata).Bajo la intensa lluvia -nieve al comienzo- se hundió otro de los minúsculos escaladores protagonistas de la ronda, Leonardo Piepoli, cuarto hasta ayer, que perdió más de ocho minutos. Los españoles Marcos Serrano y Félix García Casas perdieron 3m 50s con relación a Tonkov y Gotti y bajan dos puestos en la general.

Tonkov, líder desde la tercera etapa, y el Mapei, su equipo, estaban agobiados por el peso del rosa. El Giro obliga al líder a llevar el peso de una carrera muy abierta debido a las escasas diferencias en la general. Además, el Mapei había aprovechado para ganar etapas, lo que le ha valido la enemistad de gran parte del pelotón. En esas circunstancias, la pérdida del liderato en la subida a Cervinia, el sábado, no era mala noticia objetivamente para Tonkov; además, analizaba el ruso, ese día había acabado con las esperanzas del francés Luc Leblanc. El problema es que Gotti es un líder sólido. El problema es que, si se mira el Giro pasado etapas del Mortirolo y el Pordoi, no se ve que en la montaña Tonkov le pueda dejar -más bien todo lo contrario-, ni que en la contrarreloj le pueda sacar más de los 51s en que le aventaja.

Además, el año pasado Tonkov se benefició de la formación de un frente de cuatro es caladores él, Zaina, Gotti y Ugrumov contra Olano. Y este año todos van a por él.

Las dudas también le alcanzan al ruso. Ayer, en la heladora subida a Mottarone, Tonkov, nervioso, intentó dejar, sin lograrlo, a Gotti, hombre de sol y calor, que sufrió las piernas duras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 01 de junio de 1997.

Lo más visto en...

Top 50