Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Cardenal

Tengo la impresión de que en estos últimos días personas que por la responsabilidad de los puestos que ocupan deberían ser sensatas andan bastante embarulladas en sus declaraciones.Voy a fijarme en una sola de estas cuestiones: el anuncio del designado Cardenal, que "es un jurista de prestigio que cumple todas las condiciones para el cargo"; no obstante, expresan su preocupación por algunas de las "concretas manifestaciones hechas por el candidato a la fiscalía no acordes con la Constitución". Se supone que se refieren, según se ha publicado anteriormente, a unas manifestaciones de criterio personal sobre algunas leyes aprobadas en nuestra legislación y sancionadas como constitucionales: el aborto o el divorcio.

Millones de personas de este país, si estuviera en su mano cambiarlas, lo harían. La Constitución no obliga a los jueces, ni a nadie, a aceptar sus leyes en conciencia. Sí les obliga a aceptar y respetar su cumplimiento a la hora de juzgar y de tolerar las conductas. Puesto que se trata de un jurista de prestigio que cumple todas las condiciones para el cargo, sin duda que ha velado y seguirá velando para juzgar a los ciudadanos conforme a las leyes constitucionales. Al césar lo que es del césar y a Dios lo que es de Dios. Esto también es constitucional, de lo más auténtico.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS