Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Blair debuta en la UE con una firme defensa de los intereses británicos

El nuevo jefe del Gobierno británico, Tony Blair, se presentó ayer por primera vez ante sus homólogos del Consejo Europeo, el club que reúne a los 15 jefes de Estado o de Gobierno de la UE. Y lo hizo como se esperaba: con buenas formas, pero con dureza en el fondo. "La gente sabe que el Reino Unido quiere desempeñar un papel constructivo en Europa, pero defenderemos resueltamente nuestros intereses", afirmó ante sus iguales comunitarios. Tony Blair lo demostró al advertir que su gusto por la Europa social es incompatible con "un alud de legislación laboral comunitaria". En esta cumbre, los Quince se inclinaron por una reforma a la baja del Tratado de Maastricht. Así lo augura el consenso surgido para aplazar varios años un tema delicado: la reducción de los componentes de la Comisión Europea. Ante la falta de acuerdo, el canciller Helmut Kohl sugirió mantener la situación actual -dos comisarios por país grande y uno por país pequeño-, hasta la ampliación al Este. José María Aznar se mostró cauto al enfocar la reivindicación española sobre el asilo político para los nacionales comunitarios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de mayo de 1997