Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los libros se asoman por un día a las pantallas

Un placer que remite a la infancia perdida, a los territorios de la imaginación, al mundo de los sueños, a épocas y personajes anhelados... Así definen la lectura tanto editores como escritores, tanto estudiantes como eruditos, a lo largo de un documental de 50 minutos que Canal + emite hoy. La necesidad tal de contar y escuchar historias, de sorpenderse, se halla en la raíz misma de la literatura, dicen. "No hay que salir nunca del asombro" proclama el escritor Antonio Muñoz Molina, Otras cadenas de televisión y radio incluyen también hoy programas literarios para celebrar el Día del Libro.

Todos somos hijos de nuestra infancia. O al menos eso sostienen la mayoría de escritores que desfilan por el documental de Canal + titulado Leer es un placer (23.48). La noche literaria de Canal + se inicia con el estreno (22.00) de Malena es un nombre de tango, filme de Gerardo Herrero basado en la novela de Almudena Grandes. Después del programa especial, se proyectará un segundo estreno cinematográfico: El callejón de los milagros (0.44), dirigido por Jorge Fons a partir de una novela del premio Nobel egipcio Naguib Mahfuz.La visión de Leer es un placer no deja dudas de que los primeros años descubren ya para siempre el placer de la lectura y, en algunos casos, el deseo no sólo de escuchar narraciones, sino de escribirlas. No se trata, pues, de uña casualidad que El principito, de Antoine de Saint-Exupéry, figure como uno de los libros más leídos, vendidos y traducidos en la historia de la literatura.

Ana María Matute señala que "la infancia es un mundo cerrado que cada uno crea a su medida", mientras Manuel Vázquez Montalbán subraya que "la memoria del detective Carvalho quedó anclada en el barrio chino de Barcelona". Maruja Torres, que recorre el casco antiguo de la capital catalana en compañía de Vázquez Montalbán, agrega: "No pude ir al Liceo y por eso hice que la protagonista de mi novela pudiera hacerlo". Otros autores, como Rosa Regás o Jesús Ferrero, coinciden en que contar historias es la auténtica base de la literatura. Más lejos llega en esta apelación a la infancia Dasso Saldívar, el biógrafo de Gabriel García Márquez, un escritor que ha creado, un mundo propio: "En el fondo, Gabo es un niño, nunca ha dejado de serlo".

Utilizando un tono informal de mucho movimiento de cámara, con jazz o pop como fondos musicales, Leer es un placer incluye una conversación entre jóvenes sobre literatura, evocaciones de figuras como Fernando Pessoa o Franz Kafka, un recorrido por el Londres vanguardista, por las librerías antiguas de Madrid o de Barcelona, o las opiniones de dos escritores jóvenes como Benjamín Prado o Francisco Casavella sobre personajes literarios clásicos.

El futuro del libro, ese objeto con el que se llega a mantener un auténtico contacto físico, se con vierte en la pregunta obligada para un grupo de editores. Todos muestran su preocupación por la despiadada lucha en busca de cuotas de mercado, de lectores en definitiva, pero mantienen la esperanza de que el libro sobreviva a las revoluciones tecnológicas. Juan Cruz, director de Alfaguara, declara solemne: "No hay soporte mejor para el libro que el propio libro". Por su parte, Jorge Herralde, responsable de Anagrama, comenta la irónica visión de un editor francés sobre Internet: "Es un invento magnífico porque permite enviar allí, para que, naveguen, todos los manuscritos infumables que llegan a una editorial".

Muñoz Molina admite, que la literatura es "un oficio solitario", pero a renglón seguido matiza que un autor ha de tener los ojos y los oídos bien abiertos. "Cuéntame una mentira, pero dime la verdad", famosa frase de la película Johnny Guitar, de Nichojas Ray, sirve a Muñoz Molina para definir la paradoja en el trabajo de un creador.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de abril de 1997

Más información

  • Escritores y lectores contagian su pasión por la literatura en un programa especial de Canal +