BALONCESTO

Arizona consigue su primer campennato universitario

Lute Olson, el veterano entrenador de la Universidad de Arizona, no tendrá que escuchar más a quienes ponían en duda su capacidad como entrenador. Todo porque no había ganado nunca el campeonato universitario de Estados Unidos. Olson, que precisamente se ha distinguido por su habilidad para producir excelentes equipos y grandes jugadores, obtuvo ayer su primer título de campeón. Arizona venció 84-79 a Kentucky en una final apasionante por su intensidad y por su carácter emotivo.Por primera vez en la historia, un equipo ganó el título después de derrotar a tres cabezas de serie. Esta hazaña explica el valor del juego de Arizona, que se impuso a Kansas en los cuartos de final, a North Carolina en las semifinales y a Kentucky en el último partido, un encuentro que se decidió en la prórroga después de una espléndida demostración del equipo de Olson, que encontró todas las llaves para superar la célebre presión defensiva de Kentucky.

Arizona había llegado al torneo final sin demasiada reputación. Con 19 partidos ganados y nueve perdidos, los Wildcats no figuraban en los pronósticos. Su

arranque .en las dos primeras eliminatorios tampoco ayudaban a confiar en su suerte. Tuvieron que remontar contra South Alabama y el College de Charleston para medirse contra Clemson, y allí necesitaron una doble prórroga para ganar. Pero en el camino; Arizona comenzaba a armarse y a encontrar todo tipo de soluciones. Su defensa, poco valorada hasta entonces, resultó decisiva en las victorias sobre los prestigiosos equis pos de Kansas y Kentucky. Y la velocidad, los fundamentos y el tiro de sus jóvenes jugadores de perímetro fueron letales.

Kentucky había intimidado a todos sus adversarios con su presión defensiva en toda la cancha. Una especie de marea azul que aturdió y destruyó a todos los equipos que había encontrado en la fase final. Sin embargo, Arizona tenía el antídoto para batir el sistema defensivo del equipo que dirige Rick Pitino. Ya había ocurrido durante la temporada: South Carolina, que acostumbra a jugar con tres jugadores pequeños, rápidos y con buen manejo, venció en dos ocasiones a Kentucky. Dos de las cuatro derrotas de Kentucky durante la temporada. Arizona tenía más de lo mismo.

Con el espectacular freshman (jugador de primer año) Mike Bibby, con Miles Simon -el mejor jugador de la fase final- y con Jason Terry, un as defensivo, y Mike Dickerson, Arizona no tuvo excesivas problemas para anular la presión de Kentucky.

El propio Pitino sabía que se iba a encontrar contra el peor enemigo posible y diseñó una defensa en media pista en el comienzo de encuentro, en lugar de la presión en toda la pista. Y cuando volvió a su tradicional sistema, se encontró que los veloces y hábiles base de Arizana encontraban la manera de esquivar la defensa. Pero el partido nunca fue sencillo para Arizona. Ningún equipo consiguió una diferencia favorable supenrior a los seis puntos. Das triples de Merces y Epps llevaron el partido a la prórroga, donde se impuso Arizona frente a un rival que perdió a tres de sus mejores jugadores -Mercer, Turner

y Padgett- por personales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0001, 01 de abril de 1997.

Lo más visto en...

Top 50