Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Toshack firma el finiquito sin hablar con Lendoiro

, John Toshack canceló oficialmente su relación laboral con el Deportivo ayer al mediodía. Fueron necesarias tres horas de tensa reunión entre el entrenador y Roberto Veira, consejero del club. Los gritos de ambos traspasaron las puertas y llegaron a oídos de los periodistas que aguardaban en la sede del club.El técnico galés abandonó la reunión sin querer realizar declaraciones. Tampoco consta que se haya visto con el presidente Augusto César Lendoiro, quien el domingo abandonó el estadio sin esperar por él y luego utilizó a sus consejeros como emisarios para negociar la rescisión del contrato, solicitada por el propio Toshack. El preparador sólo exigía el pago de las primas correspondientes a la primera vuelta y el sueldo del último mes.

En una entrevista concedida a Televisión de Galicia ya entrada la madrugada del lunes, Toshack compareció cansado, un tanto nervioso y a la vez dejó entrever una sensación de alivio. No quiso profundizar en exceso en los motivos de su cese, que atribuyó a una "acumulación de problemas", aunque lanzó algunos dardos. Criticó que se hubiese fichado "a 13 jugadores de golpe" y acusó veladamente a la directiva de no imponer disciplina en el equipo. "Aquí han pasado muchas cosas en las tres últimas semanas", comentó, "y lo único que se ha hecho es abrirle expediente al entrenador. En cuanto al comportamiento de la plantilla, allá cada uno con su conciencia".

Amancio y Luis Suárez

También reiteró sus quejas sobre las deficientes infraestructuras deportivas del club. "He tenido mejores condiciones de trabajo hace 20 años en la Cuarta División inglesa", llegó a afirmar. Toshack reconoció que la crisis se desencadenó a raíz de unas declaraciones realizadas por él mismo el pasado 5 de enero en las que anunciaba que dejaría el club en junio. "Me quedaban cinco meses de contrato y nadie me había hablado de renovar cuando llevábamos 17 partidos sin perder", explicó. "Me preguntaron si iba a renovar y simplemente dije que lo veía muy difícil. A partir de ahí, todo empezó a ir mal".

El club sigue buscando un nuevo entrenador para salir de la emergencia. Entre los nombres apuntados figuran los de Amancio y Luis Suárez, los dos más grandes futbolistas de la historia del club. Amancio lleva largo tiempo alejado de los banquillos -en realidad su último equipo fue el Madrid hace casi diez años- y Luis Suárez trabajó para el Inter de Milán hace un par de temporadas, para luego ejercer funciones de asesor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de febrero de 1997

Más información

  • "He tenido mejores condiciones de trabajo en la cuarta división inglesa", dijo el técnico