TENIS: COPA DAVIS

Moyá y Costa confirman su solvencia

Los dos jugadores españoles ganaron sus primeros partidos a Alemania

, El equipo español tiene solvencia. Una vez logrado, ganar a los alemanes por 2-0 tras la primera jornada aparece como algo normal, natural. Sin embargo, superar a Marc Kevin Goellner y a Hendrik Dreekmann no es tan sencillo. Lo que se está dirimiendo en Cala Ratjada es mucho más que una simple eliminatoria de Copa Davis. Se trata de demostrar que estos jóvenes cachorros del tenis español son capaces de elevar el tono de los últimos años en esta competición. Y ayer Carles Moyá y Albert Costa pusieron la primera piedra de un edificio que va adquiriendo solidez.Desde una perspectiva histórica su aportación aún carece de valor. Su mayor mérito, hasta ahora, es haber ascendido el equipo al Grupo Mundial el año pasado y haber debutado, ayer, entre los grandes con dos victorias incontestables. Pero aún no han tenido ocasión de demostrar de lo que son capaces. Eso queda para más adelante. La historia de España en la Copa Davis la siguen marcando las dos finales jugadas los años 1965 y 1967 cuando Manuel Santana, ahora capitán, era uno de los mejores tenistas mundiales. Y, ya más recientemente, las semifinales que España perdió contra Suecia en 1987.

Desde entonces en tres ocasiones se ha superado la primera ronda del Grupo Mundial y se han alcanzado los cuartos de final. Pero hasta ahora nunca dio la sensación de que existían fundamentos para plantearse seriamente ganar la Copa Davis. Y aún ahora, es prematuro todavía lanzarse a afirmaciones de este tipo.

Sin embargo, lo que ayer hicieron Moyá y Costa invita al optimismo. Ni siquiera resolvieron la eliminatoria ante Alemania, que hoy pueden decidir Carles Costa y Alex CorretJa en el encuentro de dobles. Pero aportaron confianza. Y no lo tenían fácil. Eso es algo que había desaparecido del equipo español desde los gloriosos tiempos de Santana. Manuel Orantes y José Higueras nunca la dieron. Emilio Sánchez, tampoco. Y ni siquiera Sergi Bruguera, que lleva 12 victorias y 11 derrotas, y sus acompañantes lograron emanar confianza.

Ayer, Moyá rompió esta dinámica y' a pesar de debutar en el Grupo Mundial, se liberó de todos los fantasmas y ganó con solvencia a Goellner, 59 mundial. Moyá se enfrentaba a un auténtico reto: era su primer partido desde la final del Open de Australia, jugaba como número uno del equipo y lo hacía en Mallorca ante 7.200 personas que esperaban su victoria.

Había presión y la acusó al principio. Pero desde el mismo momento en que ganó la primera manga soltó su brazo y su cabeza funcionó con la perfección de un reloj suizo. Volvió a ser el jugador brillante que hace menos de un mes había eliminado a Boris Becker y a Michael Chang para disputar la final del Open de Australia. Ni la presión ni la Copa Davis pudieron coartar su calidad. Y cuando concluyó confesó haberse librado de un gran peso. "Al principio estaba un poco tenso, pero Goellner lo estaba más. Había mucha euforia y eso es siempre un arma de doble filo. Era complicado pero lo resolví bien", confesó Moyá.

Hoy se disputará el partido de dobles que podría colocar el 3-0 en el marcador. "Yo mismo estoy sorprendido", confesó Santana. "Lo que no esperaba es que Moyá y Costa jugaran un tenis tan extraordinario. La eliminatoria está bien enfocada. No hemos cedido aún ni un set. Y hoy podemos resolverla".

Resultados

España vence a Alemania por 2-0. Moyá vence a Goellner, 6-4, 6-3, 6-3, en 1.42 horas. A. Costa, a Dreekmann, 6-4, 6-1, 6-4 en 1.39. Hoy, el doble (13.00, La 2): Corretja-C. Costa contra Prinosil-Goeliner. Otros resultados: Australia, 2; Francia, 0. Italia, 2; México, 0. Brasil, 0; Estados Unidos, 1. R. Checa, 1; India, 0. Rumnaia, 1; Holanda, 0. Suráfrica, 1; Rusia, 0.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 07 de febrero de 1997.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50